La carrera hacia el Congreso de Diputados: un puzle cada vez más difícil

Cinco partidos tienen bastantes posibilidades de lograr un escaño en las elecciones del día 28, cuando hasta hace poco la carrera era sólo cosa de dos

Congreso Diputados
Interior del Congreso de los Diputados | Autor: página web congreso.es
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Hasta hace prácticamente nada, lo de ser diputado nacional por Granada era un juego de dos. Si se miran los resultados desde principios de la democracia, PSOE y PP siempre obtuvieron actas y sólo de forma esporádica (en concreto, en 1979, 1989 y 1996) las logró también IU.

Pero los tiempos cambian que es una barbaridad. Ahora a la circunscripción electoral de Granada le siguen correspondiendo siete escaños en el Congreso, pero hay más participantes en esa carrera hacia la Carrera de San Jerónimo, valga la redundancia. En las generales de 2015 y 2016 ya se sumaron Ciudadanos y Podemos, cada una de las cuales obtuvo un diputado, y ahora el arco se amplía todavía más con la previsible irrupción de Vox. Sus resultados en las autonómicas de diciembre dejan claro que es un aspirante. Así que, en lugar del 4-3 que hubo hasta hace muy poco, ahora podría darse otra distribución bien distinta. Un 2-2-2-1, por ejemplo.

Entrando en materia, el PP presenta de nuevo como cabeza de lista a Carlos Rojas y ha colocado en el número 2 a Pablo Hispan en lo que a todas luces parece una imposición por parte de Madrid. Hispan, que fue vicesecretario de estudios y programas electorales con Mariano Rajoy, es también un hombre muy próximo a Pablo Casado.

Los dos mencionados tienen plaza casi segura, pero la que no debe tener tan clara su continuidad es Concha de Santa Ana, que ocupa el número tres de la candidatura. En ese mismo puesto, en los comicios de diciembre de 2015, entró por poco, aunque también es cierto que seis meses después lo hizo con más holgura.

Quien no tiene esa incertidumbre es Santiago Pérez, que en las dos últimas citas electorales iba de número dos y ahora se queda fuera. Es posible que su partido vuelva a recurrir a él para el puesto de subdelegado del Gobierno, si es que el PP llega a la Moncloa. Aunque, por otra parte, esa función también la desempeñó posteriormente Francisco Fuentes, que es hombre de confianza de Sebastián Pérez, presidente provincial de la formación. Aunque, a la vista de la imposición de Hispan (y de Vicente Azpitarte como aspirante a senador), no está muy claro si ahora mismo eso es bueno o malo. En cualquier caso, Santiago Pérez, que fue alcalde de Guadix, no lo será tras las municipales de mayo, para las que la candidata popular es Inmaculada Olea.

Pasando al PSOE, será José Antonio Montilla quien figure en los carteles. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes desbanca a Elvira Ramón, primera en 2015 y 2016. El tercer puesto es para  José Antonio Rodríguez Salas. Conocido por sus trece años como alcalde de Jun y por su dominio de la red social twitter, no es eso lo que más ha pesado sino la circunstancia de que es asesor del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Fuera se han quedado Gregorio Cámara, número tres en las dos elecciones generales ya mencionadas. También uno que se postuló, Chema Rueda, pese a ser miembro del comité federal y valedor de Pedro Sánchez. Confesó a GranadaDigital que, de haber sido más transparentes las elecciones internas para designar candidato, él probablemente lo sería.

Unidas Podemos ha prescindido de Ana Terrón, su principal apuesta en la legislatura nonata y en la que se celebró medio año después. Es muy posible que eso sea fruto de alguna de las crisis internas del partido, bien visibles en Granada capital. En 2017, Terrón dimitió del Consejo Ciudadano Municipal y eso no le gustó a la dirección del partido. Menos aún que se declarara partidaria del ahora denostado Íñigo Errejón. El número uno, ahora, es Pedro Antonio Honrubia, responsable de la Unidad de análisis político, estrategias y marcos de la de Secretaría General del partido. O sea, todo lleva a pensar que del sector oficial.

Cierta sorpresa causó que Luis Salvador anunciara que iría en la candidatura de Ciudadanos, como número dos. Más que nada, porque también es candidato a la alcaldía y esa (hipotética) duplicidad de cargos no casa con la filosofía del partido naranja, por lo menos en la original. Salvador, que fue número uno al Congreso en las dos elecciones ya mentadas, repetiría como diputado si Ciudadanos lograra un importante ascenso en votos. Más fácil lo tiene quien le precede en la lista, Fran Hervías, nacido en Tossa de Mar (Girona) pero vinculado a la provincia de Granada. Sobre todo a Quéntar, donde nacieron sus padres. Hervías fue, y esto es un dato curioso y de ninguna manera peyorativo, pregonero de sus fiestas.

Por último, Vox ha optado por Macarena Olona, abogada del Estado y más asociada al País Vasco, donde trabajó, que a Granada. No era la que quería la dirección provincial de un partido que aquí tampoco es ajeno a las divisiones intestinas. Sus dos últimos presidentes locales, Ignacio Nogueras y Julio Vao, dejaron sus cargos. Los dos, también, fueron condenados. Por el mismo motivo: ser condenados por estafa.

 

 

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario