La Alhambra edita el álbum ‘Rondeña del siglo XIX’ para recuperar parte del patrimonio musical granadino

Realizado por los investigadores María Luisa Martínez y Peter Manuel, ve la luz gracias a la colaboración del Patronato de la Alhambra y Generalife, la discográfica IBS Classical y el Centro de Documentación Musical de Andalucía

album la alhambra
Presentación del álbum | Foto: E.P.
E.P.
0

La Alhambra ha sido escenario para la presentación del álbum ‘Rondeña del siglo XIX, de El Murciano a Falla’, a cargo del guitarrista Juan Francisco Padilla, un trabajo que “recupera una parte del patrimonio musical granadino al incorporar composiciones inéditas que por primera vez se graban y se difunden”.

Realizado por los investigadores María Luisa Martínez y Peter Manuel, ve la luz gracias a la colaboración del Patronato de la Alhambra y Generalife, la discográfica IBS Classical y el Centro de Documentación Musical de Andalucía.

Así lo ha explicado el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández, para quien es un trabajo “especial y exquisito, muy vinculado” al conjunto monumental nazarí.

Con esta investigación se han recuperado las melodías que escuchó el compositor ruso Mijaíl Glinka (1804-1857) cuando vivió en Granada y que le enseñó Francisco Rodríguez Murciano, popularmente conocido como El Murciano, “fueron obras que sirvieron como fuente de inspiración para muchos otros artistas, como Ángel Barrios o Manuel de Falla, y que ayudaron a difundir la imagen romántica y orientalista de Granada, la Alhambra y el Flamenco”, ha agregado Fernández.

Por su parte, el guitarrista almeriense Juan Francisco Padilla ha reconocido que participar en este álbum ha sido “un regalo”, del que ha dicho sentirse “muy orgulloso del resultado final”.

La investigadora María Luisa Martínez ha señalado que el protagonista del disco es Francisco Rodríguez Murciano (1775-1848), guitarrista folclórico granadino del barrio del Albaicín y tabernero de profesión, que fue autor de unas variaciones de rondeñas que llegaron a ser muy populares en su época y en décadas posteriores, pero “se perdió el rastro documental e interpretativo de estas composiciones a finales del siglo XIX”.

Para ayudar a la comprensión auditiva de este repertorio recuperado, todas las piezas se han interpretado con una guitarra del constructor almeriense Antonio de Torres Jurado (1817-1892), que actualmente encuentra expuesta en el Centro de Documentación Musical de Andalucía, de corte más popular que clásico y que recientemente ha sido restaurada.

El responsable de la discográfica IBS Classical, Francisco Moya, ha destacado el “gran interés” que ha suscitado este álbum, del que comenta que para su grabación, en el Auditorio Manuel de Falla, “se han usado cuerdas de tripa, como las que se empleaban en la época”.

Está compuesto por más de una decena de obras interpretadas por el guitarrista Juan Francisco Padilla. La cantaora granadina Esther Crisol también ha participado en el álbum con la interpretación de tres cantes de rondeñas de esa misma época.



Se el primero en comentar

Deja un comentario