La alcaldía de Granada se decide hasta última hora

A pesar del silencio sepulcral entre los partidos, todo señala a un posible pacto entre Ciudadanos y PP para un gobierno conjunto en la ciudad

pp-y-cs-1-1
El candidato del PP Sebastián Pérez y Luis Salvador, de Ciudadanos, podrían firmar un gobierno conjunto | Foto: Archivo GD
Victoria Pérez SantiVictoria Pérez Santi
0

Granada se encuentra en la recta final antes de conocer quién ocupará la alcaldía durante los próximos cuatro años y las formaciones aún se encuentran negociando el que será el gobierno definitivo de la ciudad.

Cabe recordar que el PSOE ha gobernado los tres últimos años en minoría y que el alcalde en funciones, Francisco Cuenca, ha afirmado no tener miedo en volver a regir bajo esta situación, después de haber logrado diez de los 27 ediles en las elecciones del 26 de mayo.

Sin embargo, y siendo consciente de las dificultades que esto conlleva, el socialista ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad” a Luis Salvador, candidato de Ciudadanos, al que ha pedido reunirse en estas últimas horas para cerrar un gobierno conjunto.

Por otra parte, un posible pacto entre la formación naranja (con cuatro de las 27 concejalías), el PP (con siete) y Vox (con tres) supondría la mayoría absoluta por parte de la derecha. Pero el veto impuesto por Cs sobre el partido encabezado por Onofre Millares parece mantenerse, al igual que la incógnita sobre si Luís Salvador conservará estas condiciones frente a la posibilidad de perder su participación en la alcaldía de la ciudad.

Asimismo, el alcalde en funciones ha querido dejar clara su “indignación” frente a las últimas negociaciones producidas entre la formación naranja y el candidato del PP Sebastián Pérez, que se han venido desarrollando en Madrid durante los últimos días. Y las ha señalado como una “falta de respeto” a los granadinos”.

Cuenca ha pedido además que se respete la “decisión” de los votantes para que el PSOE siga “tirando del carro” gracias a un acuerdo con “el resto de formaciones políticas”.

No obstante, y a pesar del silencio de los partidos frente a los avances en las negociaciones, la conjetura más extendida es la del pacto entre las formaciones de la derecha, que pasaría por encima de los socialistas, dejándoles en la oposición con la compañía de Podemos IU Adelante.

De ser así, igual sería conveniente sacar a colación la crítica realizada, en su día, por el PP acerca de los “pactos entre perdedores”, así como que propugnó que siempre gobernara la lista más votada y que propuso que esto se llegara a legislar. Cosa que no cumplió el PSOE al salir elegido y que tampoco harán los populares en esta ocasión.



Se el primero en comentar

Deja un comentario