Juzgan a dos hermanos acusados de estafar 69.000 euros a una agencia de viajes

Contrataron diversos servicios para los turistas en grupo con los que trabajaban que luego fueron cargados a la agencia

Real Chancillería de Granada
Audiencia de Granada | Foto: Antonio L. Juárez
E.P.
0

La Sección Segunda de la Audiencia de Granada acoge hoy el juicio contra dos hermanos acusados de estafar 69.431 euros a una agencia de viajes a cuyo nombre contrataron diversos servicios para los turistas en grupo con los que trabajaban, como transporte y guías, que luego fueron cargados a la citada agencia, que desconocía el asunto.

La Fiscalía solicita cuatro años y medio de cárcel para ellos por un delito continuado de estafa, además del pago de una multa de 6.000 euros.

Los agencia de viajes afectada es un turoperador especializado en todo tipo de viajes de grupos, tanto a nivel nacional como internacional. Aunque tiene su domicilio social en Alhaurín de la Torre (Málaga) contaba con una delegación en Granada, para la que prestaba sus servicios uno de los acusados, que se encargaba de gestionar sus operaciones aquí, según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

El segundo acusado era administrador único de una mercantil dedicada al desarrollo de actividades para agencias de viajes mayoristas y mantenía relaciones comerciales con la empresa matriz para la que trabajaba su hermano.

Así las cosas, en un periodo indeterminado que el fiscal sitúa antes de septiembre de 2015, los dos acusados concertaron viajes en grupo en los que el primero, valiéndose de su condición de empleado en la agencia de viajes a la que estafaron, contrató en nombre de ésta la prestación de servicios para estos turistas, como transporte, hoteles y guías.

La agencia de viajes desconocía este asunto, pero las empresas que prestaron los servicios se dirigieron directamente a ella para cobrarlos, con un perjuicio global fijado en 69.431 euros.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa y pide también que la empresa del segundo acusado, que fue quien cobró a los turistas los servicios prestados, abone una multa de 380.658 euros.



Se el primero en comentar

Deja un comentario