Un jurado popular enjuicia desde este lunes al presunto asesino de su ex, apuñalada en Maracena

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado le asestó las 20 puñaladas con dos cuchillos después de una discusión en la que le reclamaba 800 euros

Juzgados de Granada en Caleta
Imagen de archivo del edificio judicial de Caleta | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

Un jurado popular enjuicia desde este lunes en el edificio judicial de Caleta, en Granada capital, al supuesto autor del asesinato con 20 puñaladas de su exmujer, de 39 años, en septiembre de 2018 en Maracena, en el área metropolitana de Granada. Se enfrenta a una petición del fiscal, que incluye las agravantes de parentesco y discriminación de género, de 25 años de prisión.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial tiene señalados en principio los días 21, 22 y 23 de septiembre para este juicio, que celebra en Caleta para cumplir con las medidas de seguridad estipuladas por las autoridades sanitarias contra la propagación de la covid-19. Este lunes está prevista la constitución del jurado y, seguidamente, la declaración del acusado, según fuentes judiciales consultadas por Europa Press.

El escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, apunta a que el acusado, que asestó las 20 puñaladas con dos cuchillos, había obtenido el divorcio días antes de los hechos.

En la sentencia de divorcio, además de la custodia compartida respecto de un hijo menor, se le adjudicaba al procesado el uso y disfrute de la vivienda común, de tal modo que debía abandonarla la víctima antes de ese mes de octubre.

Fue el 25 de septiembre de 2018, pasadas las 9,30 horas, y después de haber llevado al niño al colegio, cuando el acusado “coincidió en la vivienda” con su ex, “iniciándose entre ambos, en la zona de la cocina, una conversación” en la que éste supuestamente, y según el relato del fiscal, “reclamó” a la mujer que “le devolviera 800 euros que eran de su propiedad”.

“En el transcurso de esta conversación, y al no ser del agrado del acusado las excusas que le estaba dando” la mujer, “decidió acabar con la vida” de ella, precisa posteriormente la Fiscalía.

Así, y al estar “ambos solos en el domicilio, y actuando de forma súbita y repentina, el acusado cogió un cuchillo de cocina de 10,3 centímetros de largo de hoja y comenzó a acuchillarla de forma repetida” y “sin posibilidad de defensa” por parte de ella, quien sin que “pudiese prever” que “iba a actuar de esta manera”, estuvo “pidiendo socorro y auxilio”.

Como se desprendió supuestamente la hoja del cuchillo del mango de plástico, cogió otro “aún más grande, de 21,5 centímetros de largo” de tal modo que habría continuado “propinándole cuchilladas hasta que acabó con su vida” por heridas en cuello, tórax, abdomen y extremidades.

El ministerio público, que considera, conforme al informe forense, la “causa precipitante inmediata de la muerte” una puñalada que lesionó corazón y pulmón, apunta a su vez que, “por lo prolongado de su acción y por el número de cuchilladas”, el procesado “pretendió incrementar de forma intencionada el dolor y sufrimiento”.

Por la presunta comisión de un delito de asesinato, interesa, además de los 25 años de prisión, la pérdida de la patria potestad de su hijo, así como la imposición de una medida de prohibición de alejamiento al menos 500 metros y de comunicación del menor por 30 años.





Se el primero en comentar

Deja un comentario