La Junta resuelve en Granada más de 10.000 ERTE durante el estado de alarma

9.768 son favorables y afectan a un total de casi 48.000 trabajadores en nuestra provincia

ERTE junta de andalucia
La hostelería, el comercio y el turismo son las actividades más perjudicadas por la crisis del Covid-19 | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

La Delegación de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta en Granada ha resuelto desde que estalló la crisis del Covid-19 y se decretase el estado de alarma el pasado 14 de marzo un total de 10.077 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), de los que 9.768 son favorables y afectan a un total de 47.863 trabajadores.

Sólo se han contabilizado dos resoluciones desfavorables (al no quedar justificada la causa por fuerza mayor), 105 desistimientos (por parte de las empresas) y algo más de 200 expedientes que han sido derivados (por estar pendientes del informe preceptivo de la Inspección de Trabajo o corresponder a otras provincias, entre algunos casos).

La hostelería, el comercio y el turismo son las actividades más perjudicadas por la crisis del Covid-19, al registrar el mayor número de solicitudes de suspensión de actividad y empleos por el cierre de los negocios, según ha informado en una nota la delegada del ramo, Virginia Fernández.

Por volumen de expedientes, las actividades más afectadas son los establecimientos de bebidas (bares) con 1.683 ERTE; restaurantes (974); otros servicios personales (tintorerías, peluquerías, etc.) con 760; comercio al por menor de otros artículos en establecimientos especializados (zapaterías, tiendas de ropa y artículos de moda, floristerías, perfumerías, etc.) con 626; y las actividades médicas y odontológicas, con 528.

En cuando al índice de incidencia de la crisis en el sector hotelero granadino, éste ocupa el octavo lugar por número de expedientes registrados en la provincia (240 ERTE), si bien asciende al tercer lugar si se tiene en cuenta el número de trabajadores afectados por esos expedientes aprobados (más de 1.200 empleados), sólo precedido por los empleos afectados por el cierre de bares, restaurantes y comercios de la provincia.

Las empresas de otras actividades “cuyo parón también ha obligado a recurrir a este salvavidas” son las academias, autoescuelas, talleres, ferreterías, establecimiento de ventas de electrodomésticos y de muebles, transportes o gimnasios. Cada actividad citada supera, como mínimo, el centenar de ERTE en la provincia de Granada.

“ESFUERZO TITÁNICO”

Virginia Fernández ha asegurado que está a punto de cerrarse “una de las etapas más duras en esta Delegación” ante la “avalancha” de expedientes recibidos “de un día para otro”, “sin precedente alguno y con el tiempo en contra”.

Ha destacado que más del 80 por ciento de los ERTE han sido resueltos por el servicio de Administración Laboral y “sólo en el 20 por ciento de los casos se ha tenido que emitir un certificado positivo directamente al cumplirse el plazo máximo de cinco días establecido por el Gobierno central para aprobar los expedientes por causa de fuerza mayor.

Además, todas las resoluciones aprobadas han sido enviadas ya al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Por ello, ha querido agradecer “al equipo de funcionarios el esfuerzo titánico que han hecho”.

Al acogerse a un ERTE, las empresas quedan exoneradas del abono de las cuotas empresariales, así como de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, siempre que la empresa tenga menos de 50 trabajadores, o del 75 por ciento si tiene 50 empleados o más en plantilla.

Por su parte, los trabajadores afectados por las regulaciones temporales de empleo pueden acogerse durante el periodo a prestaciones por desempleo, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo, y sin que compute este cobro a los efectos de consumir los períodos máximos de prestación legalmente establecidos. Igualmente, el periodo de suspensión computa como periodo cotizado a la Seguridad Social.





Se el primero en comentar

Deja un comentario