La Junta realizará 250.000 tests a personal de restauración y hoteles para garantizar una Andalucía segura

El presidente Juanma Moreno ha pedido un "plus de sensatez y prudencia" ahora que se van a levantar de forma paulatina las restricciones

hoteles recursos Foto Antonio L Juarez -1480
Imagen de archivo de un hotel de Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este domingo que la administración autonómica va a realizar 250.000 tests para la detección del coronavirus Covid-19 entre el personal de restauración y hoteles para garantizar que el mensaje de una “Andalucía segura” ante la pandemia “llegue a todas partes”.

Moreno ha hecho este anuncio en una comparecencia pública tras participar en la decimocuarta videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para abordar la crisis sanitaria del Covid-19, que en esta ocasión ha seguido desde la Delegación del Gobierno de la Junta en Málaga, provincia a donde se ha desplazado para visitar a su madre y hermanas por primera vez desde el inicio del estado de alarma.

Ante la inminente llegada oficial del verano la próxima semana, el jefe del Ejecutivo andaluz ha asegurado que ahora toca poner el foco en las actividades donde va a haber “más convivencia, más contacto y más actividad”, por lo que ha anunciado que, junto a la puesta en marcha desde este lunes de los 3.000 auxiliares de playa contratados para reforzar la prevención sanitaria en todos los municipios costeros, la Junta va a realizar un total de 250.000 tests entre el personal de sectores como hostelería y hoteles para que tanto trabajadores como clientes puedan estar “tranquilos” y garantizar que el mensaje de una “Andalucía segura” ante el Covid-19 “llegue con firmeza a todas partes”.

Además Moreno ha resaltado que también se realizarán otros 120.000 test rápidos en las residencias de ancianos para asegurar que estas personas, “que merecen una
especial consideración”, están en las mejores condiciones sanitarias posibles. También ha detallado que la Junta “ha realizado ya más de 450.000 test rápidos entre distintos colectivos especialmente sensibles, como los mayores que viven en residencias y el personal que los atiende, los profesionales de ayuda a domicilio, el personal sanitario, las fuerzas y cuerpos de seguridad, las farmacias, las prisiones, los hospitales, los trabajadores de las ambulancias y los funcionarios judiciales”.

En este sentido, ha destacado que en total entre los test PCR y los de diagnóstico rápido, se han hecho más de 744.000 pruebas, a las que se van a sumar las que se van a hacer en las próximas fechas entre estos mismos colectivos, en los
asentamientos, en los centros de drogodependencia, en los centros de día de mayores o en los grupos de inmigración irregular.

Pide un “plus de sensatez y prudencia”

“Hay que trabajar combinando medidas de prevención y medidas de recuperación social y económica, con la atención puesta en la salud y en el empleo en nuestros pueblos y en nuestra imagen ante el mundo que tanto influye en nuestra economía, en nuestro bienestar y nuestro futuro”, ha subrayado Moreno, que ha pedido a los andaluces “mantener la cautela, seguir todas las indicaciones sanitarias y no bajar la guardia ante un enemigo tan invisible como cruel como es el Covid-19”.

El presidente de la Junta ha afirmado que se acerca el momento de levantar de forma paulatina las restricciones que afectan a la vida social y económica, algo que, a su juicio, “va a exigir un plus de sensatez y de prudencia”. “Nadie podrá decir que los andaluces nos hemos relajado. Hemos sabido estar a la altura y hemos respondido a nuestras obligaciones como los que más”, ha agregado poniendo como ejemplo este puente festivo en buena parte de Andalucía y en que los andaluces “han sido capaces de evitar aglomeraciones, respetar las medidas de distanciamiento y seguridad también en las playas y han mostrado, una vez más, su enorme responsabilidad”.

Moreno ha señalado que “es el momento de sacar lo mejor de nosotros mismos, pero siempre siendo vigilantes ante el riesgo de que la pandemia desemboque en alguna especie de  deshumanización”, a la vez que ha asegurado que “para superar esta crisis hace falta distancia física, pero también cercanía emocional, dos cosas compatibles y necesarias”.

En este punto, ha aseverado que “al hablar de responsabilidad y de sensibilidad debemos poner el foco en quienes más lo necesitan que son todos esos andaluces que en estos meses de crisis sanitaria se han quedado sin medios para salir adelante”. También se ha referido a los mayores, a las personas con alguna discapacidad y a los que más han sufrido y están sufriendo el impacto del coronavirus porque, ha subrayado, “en el proceso de recuperación de Andalucía tras el coronavirus, nadie va a quedar atrás”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario