La Junta monitoriza los centros de transformación de la zona norte para controlar su sobrecarga

Tienen el objetivo de evitar que se produzca la activación de los sistemas de protección regulados que desconectan el transformador para evitar daños a terceros

Granada.- La Junta monitoriza los centros de transformación de la zona norte para controlar su sobrecarga
Manifestación contra de los cortes de luz en la zona Norte de Granada | Foto: EuropaPress
Europa Press
0

La Junta está monitorizando de forma permanente la situación de los centros de transformación que abastecen de energía eléctrica a los hogares de la zona norte de Granada capital, de tal forma que se pueda comprobar en tiempo real el estado de sobrecarga de los mismos, y los niveles de contratación y de fraude en cada uno de ellos, para, en última instancia, tratar de prevenir los cortes de luz.

En concreto, se trata de evitar “el grado de riesgo” de que se produzca la activación de los sistemas de protección regulados por la normativa que desconectan de forma automática el transformador para evitar daños a terceros por “incendios, sobretensiones o apagones generalizados”. Así lo ha indicado este jueves la Delegación del Gobierno de la Junta en Granada, en el marco de las medidas extraordinarias que ha adoptado para “intentar atajar la problemática que la falta de suministro eléctrico está ocasionando en determinadas barriadas de la zona norte de la capital”.

La información actualizada permitirá que cualquier vecino, institución o entidad pueda conocer de forma real el estado de los 16 transformadores que proporcionan electricidad a las calles donde se registran “todas las incidencias del distrito y las causas que originan los cortes de luz”.

Contempla la ubicación del centro de transformación, el nivel de riesgo de corte que existe en el mismo (en rojo para situación crítica, amarillo para moderada y verde normalizada), la curva donde se aprecia el nivel de defraudación de fluido eléctrico y su porcentaje respecto de la energía total que sale del transformador y el histórico por semanas de las incidencias registradas en el mismo debido a sobrecargas.

En este sentido, hay que recordar que cada centro de transformación dispone de sistemas de protección obligatorios frente a sobrecargas de energía contemplados en el Real Decreto 842/2002. Estos elementos tienen como única función “prevenir posibles accidentes o incendios”.

Es la activación de estos sistemas de seguridad la que deja sin suministro eléctrico al transformador, y por tanto a los domicilios. Tal y como consta en las inspecciones realizadas, tanto por el personal de la Junta de Andalucía, y de Endesa como por una empresa auditora independiente, la desconexión se produce porque previamente se han eliminado hasta tres sistemas de protección obligatorios: el existente en cada vivienda (fusibles), el del cuarto de contadores y el del propio bloque, conectando de esta forma determinadas instalaciones directamente al transformador con un gran consumo de energía que “activa, por acumulación de potencia demandada, los elementos reglamentarios de seguridad”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario