La Junta facilita la digitalización de una empresa de Otura especializada en pruebas genéticas para caballos de carreras

Sanbiotec, empresa otureña, ha desarrollado el primer test genético capaz de estimar el potencial deportivo del caballo de pura raza árabe

ENTREVISTA VIRGINIA FERNANDEZ EMPLEO - Dani B-7
Virginia Fernández, delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta en Granada, en una imagen de archivo. | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

Sanbiotec, una empresa ubicada en Otura (Granada) que ha desarrollado el primer test genético capaz de estimar el potencial deportivo del caballo de pura raza árabe, está avanzando en el camino de la digitalización, con el apoyo de la Junta de Andalucía.

La delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta en Granada, Virginia Fernández, ha visitado en Otura la empresa para interesarse “por el importante proyecto que está acometiendo en investigación, desarrollo y biotecnología, aplicado al mundo de las competiciones de caballos de carreras, con la identificación de marcadores genéticos implicados en la fortaleza de estos animales, especialmente con los caballos de pura sangre árabe”.

Virginia Fernández ha destacado en una nota de prensa el potencial de Sanbiotec, “porque los análisis genéticos que oferta a los propietarios de caballos de carreras son muy novedosos, y es la primera vez que este tipo de análisis se aplica a los caballos de pura raza árabe. Para ello, va a realizar una inversión en tecnología que es fundamental para contar con un servicio más ágil y eficaz”.

A través de esta prueba, se puede cuantificar los factores más influyentes para un caballo de competición: masa muscular, fuerza y potencia, metabolismo energético aeróbico y su recuperación después del ejercicio.

Dicho test permite una mayor comprensión del animal y así mejorar su rendimiento. El propietario de un caballo solamente tiene que aportar unos pocos pelos del animal, que son suficientes para llevar a cabo la prueba genética.

La firma ha contado con una ayuda de la Consejería, a través de la nueva Agencia IDEA y cofinanciada con Feder, para poner en marcha un plan de digitalización que, entre otras cosas, le permita ampliar sus servicios internacionales en Europa, Emiratos Árabes, Qatar o Marruecos, donde las competiciones de carreras de caballos están muy extendidas.

El proyecto requerido está directamente unido a la línea de trabajo de identificación de marcadores genéticos implicados en el rendimiento del caballo de carreras. Consiste en la digitalización de una base de datos genéticos equinos enlazado con una automatización de los cálculos de herencia dentro de una población de caballos identificada. Su finalidad es aportar accesibilidad, agilizar y automatizar un proceso que hasta ahora se hace de forma totalmente manual.

Sandy Filet, que junto a Jorge Buj son socios de la empresa, ha expresado que la incorporación de las TIC al proceso de negocio “permitirá la instalación de un protocolo de identificación de las muestras mediante un sistema de codificación e impresión de la etiqueta correspondiente. Dicho código, estará asociado al caballo y al propietario del mismo”.

Para completar todo el proceso de las TIC, la firma prevé una inversión que ronda los 11.000 euros, de los que la nueva Agencia IDEA aportará el 50%. Además de equipos de software, para el trabajo que se quiere realizar es imprescindible una etiquetadora/impresora específica para identificar las muestras digitalmente, de forma que se vincule cada caballo con la base de datos del software. Igualmente, para llegar a los mercados internacionales se hace necesario la contratación de servicios en la nube para disponer de una plataforma online y que los clientes puedan acceder remotamente.

Sanbiotec se constituyó en 2018 y además de realizar pruebas genéticas para caballos, estudia las variantes genéticas de las caseínas producidas por las vacas lecheras. Con una simple prueba de sangre, el ganadero está en disposición de optimizar, clasificar y mejorar el rendimiento de su producción.

Sus estudios genéticos se aplican también a los deportistas, ya que a través de una muestra de saliva elabora un test que pueden aplicarse para evitar determinado tipo de lesiones y abordar un determinado rendimiento deportivo de forma personalizada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario