La Junta encargará un informe a sus servicios jurídicos para limitar “al máximo” la Ley Celáa

Elías Bendodo ha sentenciado que "en Andalucía, ni la concertada será subsidiaria ni los alumnos pasarán con todas las asignaturas suspensas"

MANIFESTACION CONTRA LEY CELAA - Dani B-8
Imagen de archivo de la última manifestación en Granada contra la Ley Celáa | Foto: Dani B
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La Junta de Andalucía va a encargar un informe a sus servicios jurídicos en cuanto la Lomloe, más conocida como ‘ley Celaá’, “esté publicada”, para “estudiar la posibilidad de limitar al máximo sus efectos en el conjunto” de la comunidad, y sostiene que, en esta comunidad, “ni la educación concertada será subsidiaria, ni los alumnos pasarán con todas las asignaturas suspensas”.

Así lo ha indicado el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, este martes en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, en la que ha dedicado parte de su comparecencia a criticar la citada reforma del Ejecutivo central, que es “más política que educativa”, según ha opinado.

Ha señalado en esa línea que dicha ley “no persigue mejorar la educación, sino arrinconar modelos educativos como el de la concertada, que algunos pretenden humillar diciendo que es enseñanza de pijos”.

Bendodo ha querido dejar claro que “Andalucía cumplirá la ley, como no puede ser de otra manera”, pero la Junta “ya ha encargado a los servicios jurídicos estudiar la posibilidad de limitar al máximo los efectos” de la misma “en el conjunto de Andalucía, porque es mala para la educación y para el futuro de nuestros hijos”.

Así, el consejero portavoz ha denunciado que dicha ley “atenta contra el español, lengua hablada por millones de ciudadanos en todo el mundo”, además de que “limita la libertad” de los padres para decidir dónde estudian sus hijos.

Tras subrayar frente a ello la “apuesta por la libertad” del Gobierno de PP-A y Ciudadanos (Cs), “y no por el intervencionismo que fue parado por los andaluces hace ahora dos años”, en las últimas elecciones autonómicas de 2018, Bendodo ha anunciado que, “en cuanto este atropello de ley educativa esté publicada, encargaremos un informe a los servicios jurídicos para aprovechar cualquier resquicio que nos permita aprovechar nuestras competencias en beneficio de la libertad de las familias a educar a sus hijos”.

El consejero portavoz ha sentenciado que, “en Andalucía, ni la concertada será considerada subsidiaria, ni los alumnos pasarán con todas las asignaturas suspensas, ni los padres tendrán problemas para elegir el centro donde quieren que estudien sus hijos”.

En esa línea, Bendodo ha subrayado que el actual Gobierno andaluz va a “seguir fiel a sus principios” de “libertad, moderación y cero sectarismo e intervencionismo”, según ha zanjado.







Se el primero en comentar

Deja un comentario