La Junta asegura que la Escuela Andaluza de Salud Pública seguirá en Granada

El PSOE da por hecho el traslado y critica que se atenta "contra otra seña de identidad", mientras IU recuerda su "prestigio nacional e internacional"

Jornada organizada por la EASP Dolor y Salud en el siglo XXI
Imagen de una actividad desarrollada en la sede de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en Granada | Foto: Antonio L. Juárez
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El delegado de la Junta de Andalucía en Granada, Pablo García, ha asegurado este lunes que la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) no será trasladada a Sevilla ni será cerrada, sino que pasará a ser integrada en “un órgano que aglutine a todos los órganos de los entes instrumentales que tiene la Consejería de Salud”.

Así lo ha asegurado García a preguntas de los periodistas en una visita a Loja, y en respuesta a la noticia adelantada por El Independiente de Granada y a las declaraciones realizadas por el portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, quien ha denunciado este lunes el traslado de este organismo, además de la Fundación Progreso y Salud, a la capital andaluza

García ha declarado que esta integración se llevará a cabo para que estos organismos “no estén deslavazados”, sino que todos se integren “dentro y coordinados por un Instituto Andaluz de la Salud que organice, controle y ayude a mejorar esa calidad”.

“Queremos crear un órgano que aglutine a todos los órganos de los entes instrumentales que tiene la Consejería de Salud. Eso no significa que la EASP se vaya a eliminar. No se va a cerrar, no se le van a poner ruedas y se va a trasladar a Sevilla. Ni está pensado hacerse”, ha asegurado.

El delegado ha asegurado que con esta medida se buscará “poner orden y transparencia” para así poder ofrecer “la mejor de las eficacias en el trabajo con los instrumentos que tenemos”.

“La Escuela Andaluza de Salud Pública es una magnífica escuela que está gestionada magníficamente por Blanca Fernández-Capel en esta nueva etapa, donde se ofrece formación a docentes y personas relacionadas con la salud. Ni se va a cerrar ni vamos a cambiar nada de como funciona. Queremos que esté integrado en un instituto y a partir de ahí que funcione de la mejor manera posible”, ha valorado.

García también ha comentado que cualquier movimiento que se realice desde la Junta para poder mejorar la calidad “supone una polémica, a veces estéril, como ya hemos vivido en otras ocasiones”, por parte de la oposición.

“Cualquier actitud que tengamos de cambio siempre provoca reacciones desaforadas por parte de la oposición. Me sorprende que esa reacción no la tuvieran con el caso de los ERE o los cursos de formación. Cuando uno ve ciertas cosas se sorprende de que sean los mismos que generaron esta circunstancia los que hoy nos critican que queramos arreglarlo”, ha apostillado.

Denuncia del PSOE

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado que la Escuela Andaluza de Salud Pública y la Fundación Progreso y Salud serán trasladadas a Sevilla mediante la creación del Instituto Andaluz de la Salud.

Según ha denunciado el portavoz de los socialistas, Francisco Cuenca, en una rueda de prensa este lunes, este cambio de sede se hará a través de una iniciativa presentada en el Parlamento de Andalucía por parte del PP-A, que “hace una semana inició los trámites para desmantelar estas organizaciones”.

Para el portavoz del PSOE en el Consistorio, esta medida “conlleva desmantelar una estructura que da prestigio a Granada, que hace que la ciudad sea capital de la ciencia, la investigación y la salud, y que se llevará su control y su dirección a Sevilla”.

“Esto atentaría contra la seña de identidad de Granada como capital andaluza de la ciencia, la investigación y la salud, y mostraría que este gobierno de la Junta tiene como objetivo reforzar el eje Málaga-Sevilla en contra de Granada y del resto de Andalucía”, ha comentado.

Para el exalcalde de Granada, la integración de estas dos entidades en un instituto controlado por la Consejería de Salud supondría “unos daños tremendos” a la ciudad y ha considerado que esta acción significaría desmantelar dos espacios de investigación esenciales en Andalucía que están en Granada.

“Estamos hablando de centenares de profesionales de la salud que pasan por Granada para formarse. Le pido a Luis Salvador que exprese cual es su opinión y si sus intereses están en Granada como capital de la ciencia o está para ayudar a PP y Cs en la Junta de Andalucía y su propio interés partidista”, ha pedido.

Cuenca también ha anunciado que durante esta semana su partido se reunirá con todos los centros de investigación y profesionales que trabajan en torno a la EASP y que darán difusión “del daño que supone este atentado contra Granada”.

IU se suma a las críticas

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida y Parlamentario de Adelante Andalucía por Granada, Jesús Fernández, preguntará al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, acerca de la decisión del PP que pretende eliminar la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), con sede en Granada, y desbaratar así la presencia de un ente público eficaz en la provincia para pasar a integrarlo en una agencia administrativa con sede en Sevilla. Fernández ha remarcado así, la “táctica de cambiar chiringuitos de PSOE y PP en nuestra comunidad, acentuando así una gestión oscura y a golpe de titular, ya que la Proposición de Ley (PL) del grupo popular fue registrada el pasado 30 de diciembre sin llegar a los ciudadanos granadinos”. Además, el parlamentario ha resaltado “la fulminación de la descentralización de la administración, una máxima que el gobierno andaluz lleva evidenciando con la gestión de demás áreas, como demuestra los últimos movimientos sobre la gestión del Parque de las Ciencias”, ha apostillado.

Así, desde el grupo parlamentario de Adelante Andalucía han registrado una serie de preguntas para esclarecer información sobre esta medida que arroja muchas dudas, puesto que “la EASP ha sido una entidad de prestigio reconocido a nivel nacional e internacional, tanto por su labor docente como investigadora y asesora, y no se entiende esta necesidad de cambiar algo que funciona”.

Por último lugar, preguntará al consejero de Salud, Aguirre, acerca de los objetivos y funciones que se pretenden suprimir y reubicar, además de la necesidad de arrojar información y pruebas que avalen que la nueva organización va a mejorar. Respecto a la permanencia o no de las funciones de la sede en Granada, Fernández ha cuestionado si las funciones del nuevo Instituto Andaluz de la Salud (IAS), que eran competentes del EASP, se seguirán llegando a cabo en la sede granadina, ya que “con esta nueva reestructuración se aborrece el equilibrio territorial y aumenta la descentralización de la administración”, a lo que ha añadido que “si se produce la desaparición de la gestión de la EASP de su sede, se sigue fomentando la política del ninguneo y oscurantismo de la provincia”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario