La Junta elabora un protocolo para la atención de pacientes con Covid-19 persistente

Se han creado unidades específicas que continuarán dando respuesta a las necesidades actuales basándose en un abordaje multidisciplinar

Un año de pandemia Clínico San Cecilio 2
Un sanitario del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada | foto: Archivo GD
Europa Press
0

La Consejería de Salud y Familias ha informado este martes al Consejo de Gobierno de la elaboración de un protocolo de manejo de las secuelas del Covid-19, cuyo objetivo principal es ofrecer una asistencia integral y multidisciplinar centrada en el paciente, con el fin de lograr su recuperación funcional e integración completa en la sociedad.

Ante la persistencia de síntomas de forma prolongada en algunas personas tras superar la fase aguda de la enfermedad, la Consejería de Salud y Familias, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha terminado el desarrollo de un protocolo de abordaje de esta afección, ofreciendo así al usuario afecto de este síndrome la asistencia sanitaria que precisa tanto para restablecer su salud física como psíquica.

Para tal fin, y con la experiencia de numerosas consultas pos-Covid-19 que desde hace meses vienen recabando experiencia clínica, se han creado unidades específicas que continuarán dando respuesta a las necesidades actuales basándose en un abordaje multidisciplinar, donde estén definidas las tareas y actividades de dichas unidades, los actores implicados y la existencia de un referente tanto provincial, como por distrito y hospital, que sean los garantes de los circuitos y la prestación asistencial que necesitan estos pacientes.

La evaluación clínica del paciente Covid-19 con síntoma persistente sigue principios similares a los de la práctica clínica habitual: una anamnesis cuidadosa, teniendo en cuenta la historia clínica pasada, y un examen físico orientado al síntoma de la persona en cuestión y a la realización de pruebas complementarias.

Para elaborar este protocolo de actuación, la Consejería de Salud y Familias conformó un grupo de trabajo multidisciplinar que ha definido la ruta asistencial, los criterios de inclusión y exclusión, el itinerario y las actuaciones que se realizarán en cada visita programada y las necesidades del paciente, así como todo lo que debe registrarse en cada visita y las pruebas complementarias a solicitar.

Además, se han creado ‘Unidades de Covid-19 Persistente’ con participación multidisciplinar: Medicina Interna, Rehabilitación, Enfermería, Psicología, Trabajador Social, Neumología, Cardiología y la colaboración de todos los especialistas que se precisen para el abordaje diagnóstico y terapéutico que cada caso precise.

Itinerario de atención

El protocolo contempla todo el itinerario de atención a esta patología (Evaluación Inicial/Evaluación con síntomas principales/Diagnóstico Diferencial) y se desarrollan circuitos específicos de derivación en Atención Primaria y Atención Hospitalaria, estableciéndose además un circuito de teleconsultas para citas imprevistas u otras cuestiones que puedan resolverse por esta modalidad.

La implementación del proceso parte de una reunión con la dirección del centro y las distintas especialidades implicadas, tanto hospitalarias como de Atención Primaria, para definir los profesionales referentes de la unidad de cada servicio y su coordinación. De esta forma, desde las distintas unidades y servicios implicados se diseñan los protocolos de actuación y el programa de seguimiento mediante la creación de agendas de consulta médica y de enfermería; la difusión de la unidad entre los profesionales de los centros; la evaluación de la unidad y presentación de resultados y la implicación y trabajo coordinado con las unidades de inspección.

Una vez alcanzada esta primera fase inicial, y en función de la actividad generada y los resultados en salud alcanzados, se aborda el apoyo de asistencia psicológica al paciente; la creación de un espacio de información, consejos y apoyo para que la presencia del Covid-19 persistente sea más llevadera; sinergias con la sociedad civil a través de trabajos conjuntos con las asociaciones de pacientes implicados en estos procesos; y programas de investigación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario