La Junta instalará detectores de humo a los mayores de 90 años que viven solos

Actualmente 23.216 personas se encuentran en esa situación, y el 80% de ellas son mujeres

telefono persona mayor anciano
Cada año se producen numerosas situaciones de incendios en los hogares de este colectivo | Foto: Archivo
Europa PressEuropa Press
0

El servicio público de Teleasistencia de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, inicia una campaña para ofrecer la instalación de detectores de humo conectados a la central del Servicio Andaluz de Teleasistencia, al sector de la población más vulnerable a esta situación, como son las personas mayores de 90 años que viven solas.

En concreto, este servicio de teleasistencia cuenta con más de 23.000 personas usuarias (23.216) con 90 o más años que viven solas en sus domicilios en Andalucía, según ha explicado en un comunicado la Junta, precisando que, de estas personas, el 80% son mujeres.

La instalación, revisiones y mantenimiento de los detectores de humo, “no supone ningún coste adicional para la persona usuaria de teleasistencia”.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha asegurado que “cada año se producen numerosas situaciones de incendios en los hogares en los que destaca el número de personas mayores que viven solas afectadas”.

Con esta campaña puesta en marcha por el Servicio Andaluz de Teleasistencia se pretende dar respuesta a una situación de riesgo vital detectada, “aportando un servicio que mejore la seguridad de las personas usuarias e incremente así su tranquilidad y la de sus familiares y personas cuidadoras”.

Estos dispositivos de humo se encuentran integrados en los sistemas del Servicio Andaluz de Teleasistencia y permiten detectar situaciones de emergencia provocadas por un incendio en la vivienda, enviando automáticamente una señal de alerta a la central de Teleasistencia. Ante este tipo de situación, se activa el protocolo de emergencia definido para estos casos.

En primer lugar, se trata de contactar con la persona usuaria y, si no responde, se comunica con sus personas de contacto por cercanía y disponibilidad de llave del domicilio.

Cuando la situación lo requiere, se contacta con los servicios de emergencia a los que se traslada la situación y datos del domicilio, así como otra información relevante. Finalmente se hace un seguimiento hasta que el incidente queda solventado.







Se el primero en comentar

Deja un comentario