La jueza de Granada María José Rivas, nuevo miembro de la Comisión de Ética Judicial

Las elecciones se han celebrado por vía telemática y en ellas han participado casi un millar de jueces y magistrados

Tribunal Supremo
Imagen de archivo de la sede del Tribunal Supremo
Europa PressEuropa Press
0

El magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Antonio del Moral; la titular del Juzgado de Primera Instancia número 14 de Granada, María José Rivas; y el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte, Francisco Javier Parra, han sido elegidos nuevos miembros de la Comisión de Ética Judicial, según ha informado el Consejo General del Poder Judicial.

El proceso electoral, al que está llamada a participar toda la carrera judicial, se puso en marcha el pasado 20 de febrero con el fin de que la renovación parcial de la Comisión de Ética Judicial pudiera producirse antes del 9 de mayo, fecha del vencimiento del mandato de dos años de su presidente, el magistrado del Tribunal Supremo Ignacio Sancho; del magistrado Gonzalo Sancho; y de la juez Teresa García.

La declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria causada por el Covid-19 y la consiguiente suspensión de los plazos procesales y administrativos obligaron a la Comisión Permanente, que tiene atribuida la función de junta electoral, a suspender el proceso electoral el 18 de marzo. En ese momento, las elecciones no podían celebrarse en las condiciones que exigen los principios de ética.

El proceso se reanudó el pasado 5 de junio tras la reactivación de los plazos administrativos y procesales, por lo que las elecciones, que se han celebrado por vía telemática y en las que han participado 966 jueces y magistrados, pudieron finalmente tener lugar este pasado jueves y viernes.

En la categoría de magistrado del Tribunal Supremo, del Moral ha sido elegido con 845 votos; en la categoría de magistrado, Rivas ha obtenido 687 votos; y en la categoría de juez, Parra ha conseguido 751 votos.

Los restantes candidatos quedan como sustitutos y pueden ser llamados a integrarse en la comisión en caso de producirse una vacante en su categoría, siguiendo el orden según el número de votos obtenidos y siempre que permanezcan en servicio activo en la Carrera Judicial.

El cese de los tres miembros salientes de la Comisión de Ética se producirá cuando los electos tomen posesión de su cargo, para lo que se celebrará un pleno previsiblemente en el mes de septiembre.

Con posterioridad, la Comisión en su nueva composición deberá reunirse para elegir al nuevo presidente. Los principios de ética establecen que la presidencia la ejercerá un magistrado del Tribunal Supremo que resulte elegido por la mayoría de los miembros de la Comisión.

La Comisión de Ética Judicial, que es independiente de los órganos de gobierno del Poder Judicial, está integrada por siete miembros, seis de los cuales pertenecen a la Carrera Judicial. El séptimo integrante debe ser una persona de reconocido prestigio y acreditada trayectoria en el mundo académico de la Ética, la Filosofía del Derecho o la Filosofía Moral.

El pasado mes de junio, la Comisión de Ética aprobó el reglamento que debe regir su funcionamiento interno. En él se establecen las funciones de la Comisión, así como los límites de su actuación, que no puede interferir en el ejercicio de la potestad disciplinaria (que corresponde al Consejo General del Poder Judicial) ni inmiscuirse en la determinación de la responsabilidad civil o penal de los jueces y juezas.

El reglamento determina también la composición de la Comisión, el mecanismo de renovación de sus miembros, las características del mandato, las competencias y atribuciones del presidente, la periodicidad de las reuniones, los requisitos para la presentación de las consultas y solicitudes de informe y las normas relativas a los dictámenes e informes de la Comisión, su publicidad y eficacia.





Se el primero en comentar

Deja un comentario