Juegos para entretener a nuestros hijos en los viajes

Copia de Juegos para divertir a tus hijos de viaje
La tablet no es la solución; hay un montón de alternativas más divertidas y entretenidas | Foto: cedida
Avatar for Eva Tarancón
0

¡Ya ha llegado el verano! Nuestros hijos tienen mucho tiempo libre para realizar todo tipo de actividades y nosotros podemos pasar más tiempo con ello. Aprovechar esta época estival o cualquier situación para estimular el lenguaje y vocabulario de vuestros hijos es fundamental.

Los niños necesitan juego, necesitan divertirse y no siempre ha de ser con una actividad física. También podemos estimular la parte intelectual sin que ellos se den cuenta de que están trabajando. Cada paseo a comprar, cada paseo desde la escuela de verano a casa o cada viaje podemos hacer un sinfín de actividades que a ellos les encante y fomentemos el vocabulario, la expresión oral, la inteligencia, la memoria, etcétera.

Todos hemos vivido la experiencia de querer matar a nuestros hijos cuando nos vamos de vacaciones y viajamos en coche. La gran pregunta repetida una y otra vez “¿Cuánto queda, mamá? ¿Cuánto queda, papá?” .La desesperación de los padres por entretener esas horas muertas que parecen no pasar nunca. La tablet no es la mejor opción para un niño pequeño, lo sabemos.

Hoy, desde este espacio, queremos ofreceros una serie de juegos para que los viajes pasen volando, estimulemos a nuestros niños, nos divirtamos en familia y además a coste cero. Algunos los conoceréis y otros no, elegid el que más motive a vuestro hijo/a y a por ello ¡Esperamos que os gusten!

• Adivina lo que oyes: este juego consiste en decir palabras incompletas, palabras a las que les quitamos una trocito y nuestro hijo tiene que adivinar la palabra completa. Ejemplo: AU__BÚS / A___ILLO/TROM__ETA

• Palabras encadenadas: el juego consiste en hacer una cadena de palabras por turnos. Uno dice una palabra, por ejemplo “casa”, y el siguiente tiene que decir otra palabra que empiece por la última sílaba de la palabra dicha, siguiendo con el ejemplo “sapo”, “posada”, “dama”, y así sucesivamente. Además de entretenido, podemos mejorar el vocabulario de todos los participantes.

• Me como un trozo: con este juego trabajamos la conciencia fonológica y la segmentación fonémica fundamental para lectura y la escritura. Consiste en preguntarle a tu hijo/a que se queda si me como una sílaba de la palabra o una letra. Ejemplo: Si a CANCIÓN le quito CIÓN ¿qué se queda?, si a CAMISA le quito MI, ¿qué palabra sale?, si a RETROVISOR le quito RETRO se queda….Podéis hacer la variante del juego quitando sílabas, letras o con palabras compuestas. ¡Quién más adivine gana!

• Golpes y ritmos: la memoria auditiva y procesar lo que oímos es fundamental para el lenguaje. En este juego se trata de que te imite el número de palmas que oiga.Le cambiaremos el ritmo y cada vez lo haremos más y más difícil. ¡Verás como le encanta!

• Caras raras. Para los más bebés podemos jugar a poner caras muy muy raras. Captamos la atención del niño y seguro que se ríen. También podemos explicarle y hacerle la cara de alegría, tristeza, pena, cara de pensar, cara de miedo, de sorpresa etc de esta manera nuestro hijo empieza a reconocer las emociones. Y no olvides explicarle de qué es cada cara. Aunque todavía no habla sí entienden y asocian.

• Los números locos. Vamos a divertirnos y a trabajar la memoria. Dile a tu hijo/a que te repita una serie de número pero en orden inverso. Por ejemplo, 5-7-8-9 y él tiene que responder : 9-8-7-5.Sumad puntos y a ver quién gana.

• ¿Rima o no rima?.: vamos a buscar palabras que rimen y verás que divertido. También podemos decirle dos palabras y que nos diga si riman o no riman.

• Golpes silábicos: el juego consiste en decir una palabra larga y que el niño/niña haga palmas según el número de golpes silábicos.

• Campos semánticos: otro juego muy divertido consiste en preguntar a tu hijo y en un minuto de tiempo todas las palabras que se le ocurran sobre un campo semántico o tema. Por ejemplo: comidas, frutas, medios de transporte, cosas de un coche, cosas de la cocina, juguetes…,

• Palabras que empiecen por …. es un juego parecido al anterior pero en este debemos decir palabras que empiecen por una letra. Por ejemplo palabras que empiecen por P.

• Frases locas. Este juego les encanta. Se trata de que con 3 o 4 palabras muy disparatadas entre ellas( por ejemplo AVIÓN,CANSADO,CHOCOLATE,CERDO),construyan una frase con cierta coherencia. ¡Verás que cosas tan disparatadas os salen!

• Palabras inventadas. El lenguaje se ha vuelto loco y vamos a jugar a decir palabras muy raras inventadas(pseudopalabras) Si las repites bien ganas un punto. (Ejemplo: repite cataplistomina).

• Inventamos un cuento: Uno de los miembros empezará una historia diciendo una frase, por ejemplo: “Érase una vez un niño que no quería comer fruta”, y el siguiente debe seguir la historia. Con este juego se favorece el desarrollo de la imaginación, creatividad y expresión oral de los niños.

• Historias inventadas: otro juego parecido al anterior es inventar una cuento de manera improvisada según las palabras que te vayan incluyendo de repente. Debes hilar la historia con las palabras nuevas que te vayan diciendo cada 30 segundos.

• Veo veo: El juego de toda la vida. Si tu hijo no sabe todavía las letras puedes variarlo dando de pista cualidades.

• Imaginación al poder: El juego consiste en buscar cosas del paisaje que se parezcan a otras durante el trayecto, por ejemplo “una nube que parece un castillo”, “una señal que se parezca a una tarta”, etc.

• Cuando voy de viaje meto en mi maleta: este juego pondrá a prueba la memoria y atención. Es un juego acumulativo por turnos, en el que tenemos que acordarnos de lo que han dicho todos los que han participado antes. El que empieza dice “cuando voy de viaje llevo en mi maleta _______ (por ejemplo, una camiseta”, y el siguiente tiene que decir “cuando voy de viaje llevo en mi maleta una camiseta y un pantalón”, así sucesivamente.

Como veis hay millones de juegos superdivertidos para poder estimular el lenguaje, la comunicación, la imaginación, la memoria y la lectura y escritura. Probarlos y estamos seguros de que cualquier viaje, cualquier cola esperando o cualquier situación «muerta» hará que vuestros hijos se lo pasen bomba y aprendan. Si además los plateas como un reto, consiguiendo puntos entre los miembros de la familia o por equipos (padres contra hijos) comprobaréis cómo les motiva de tal manera que la impertinente pregunta de cuánto queda se esfumará.

¡Feliz Semana y Feliz Verano!



Se el primero en comentar

Deja un comentario