Juanma Moreno dice que bajar la ratio “no es esencial” para garantizar la seguridad de los niños

El presidente de la Junta ha señalado que espera que la situación de la atención primaria "esté normalizada en dos semanas"

Juanma_Moreno
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía | Foto: EP - Archivo
Europa PressEuropa Press
0

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha asegurado este jueves que bajar la ratio en las aulas, desde el punto de vista técnico, “no es un elemento esencial” para garantizar la seguridad de los niños frente al Covid-19 como sí lo es el uso de la mascarilla a partir de los seis años; al tiempo que ha dicho que espera que la situación de la atención primaria esté de normalizada en dos semanas.

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Moreno ha expresado su preocupación por la atención primaria, donde “estamos teniendo más problemas porque está soportando una atención asistencial muy fuerte” que el presidente achaca a que “hemos obligado a muchos sanitarios a tomar vacaciones en agosto, porque venían absolutamente exhaustos de la primera ola de la pandemia, y queríamos que cuanto antes que cogieran sus vacaciones para que estuvieran preparados para una segunda fase que se ha adelantado mucho a lo previsto”.

Ha explicado que el protocolo para evitar contagios del Ministerio de Sanidad, que pasa por la atención telemática, “es mucho más compleja y mucho más difícil”, así como ha indicado que “se ha vaciado la bolsa de contratación del SAS”. “Todo eso, sumado al miedo, a las inquietudes y a las necesidades de la población, ha provocado que se hayan superado las previsiones”, ha agregado antes de asumir que “no estábamos preparados y se está notando”.

Moreno confía en que la situación se restablezca en un par de semanas, cuando se reincorpore la gran parte de los profesionales que estaban de vacaciones, y también gracias al refuerzo que se ha hecho en los call center y en contrataciones externas.

El presidente, que espera que con el fin de las vacaciones vayan disminuyendo los contagios por la reducción de la movilidad, asegura que si no es así, desde la Junta seguirán tomando medidas “que son cada vez más drásticas, que suponen una limitación de las libertades de los ciudadanos y de, sobre todo, la capacidad económica de la producción”.

“Esto es muy complicado, tenemos que tener un fino equilibrio entre la salud, que es lo más importante, y la actividad económica que debemos de intentar no frenar porque si no las consecuencias serán catastróficas para los ciudadanos”, ha agregado.

Sobre los rastreadores, ha explicado que con los que contaba Andalucía “se han quedado cortos”, de ahí que recogiera la oferta del Gobierno central de enviar a militares para estas funciones. Ahora estudia la posibilidad de sacar de los rastreadores a sanitarios para dedicarlos a la atención primaria.

Respecto a que Andalucía pudiera empezar a vacunar contra el Covid-19 a personas de riesgo en diciembre o enero, como ha anunciado el consejero de Salud, Jesús Aguirre, Moreno ha dicho que espera que sea así y que Andalucía “está haciendo los deberes”, con un acopio de 25 millones de unidades de agujas para que cuando llegue se pueda administrar a la población.

“ES TÉCNICAMENTE IMPOSIBLE BAJAR LA RATIO”

El presidente de la Junta también se ha referido a la vuelta a las aulas para trasladar un mensaje de “serenidad” porque “se ha hecho un esfuerzo muy importante económico y de recursos materiales para que podamos intentar tener el entorno más seguro posible”, también con protocolos parecidos al conjunto de España.

“Estoy convencido de que si todos ponemos de nuestra parte, las cosas se van a desarrollar con cierta normalidad”, ha sostenido Moreno, que ha incidido en que por el momento “el conjunto de la comunidad escolar va a empezar el día 10”, pero que no descarta que si en algún municipio el índice de contagios supera la media y hay un riesgo de contagio masivo a nivel local, “se procederá a que no comience el curso, pero serán casos aislados”.

En cuanto a la ratio, ha indicado que “es algo que ha sido muy discutido, incluso por parte los técnicos, que trasladan que no es un elemento esencial”. “Desde el punto de vista técnico nos insisten en que más que la ratio lo importante es que a partir de seis años lleven la mascarilla, que es la medida más preventiva”, ha agregado.

Y es que, como ha concretado Moreno, “con más de dos millones de escolares es técnicamente imposible bajar la ratio, nunca nos lo ha planteado el Ministerio de Sanidad, no lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, y no lo hacen la mayoría de las comunidades autónomas”.

“No es una medida ni mucho menos garantista desde el punto de vista de generar certidumbre”, ha abundado el presidente para insistir en que el dinero que han recibido del Fondo Covid para educación lo van a destinar a más contrataciones y material de prevención.

ESPERA NO LLEGAR A 1,5 MILLONES DE PARADOS

En materia económica, el jefe del Ejecutivo andaluz ha confesado que si bien tenía puestas muchas esperanza en el otoño, “viendo los brotes que estamos teniendo, estoy un tanto preocupado”. Ha lamentado que el sector turístico y el de servicios “han quedado muy dañados”, pero entiende que “tenemos que acostumbrarnos a vivir con el Covid y ser audaces”.

Cree que la evolución en este ámbito “va a depender mucho de las decisiones que tengamos que tomar en el ámbito autonómico que limiten los movimientos y, por tanto, la economía”. “Si todos nos comportamos de manera responsable, evitaremos limitar nuestra economía y, por tanto, el impacto que tiene en términos de empleo, de progreso y bienestar”, ha dicho.

Además, Moreno ha considerado que los últimos datos del paro “son malos”, si bien vaticina que las previsiones los analistas económicos, que auguraban que Andalucía llegaría a 1,5 millones de parados, “igual no se cumple y somos capaces de aguantar”. “Nos queda un octubre malo, un otoño muy complejo, pero igual el envite no es tan duro”, confía.

CONSENSO PARA EL PRESUPUESTO

Y sobre las cuentas andaluzas para el 2021 quiere que salgan adelante “con el mayor consenso posible”: “En una pandemia global, en una recesión mundial, en una situación tan compleja como la que estamos viviendo, me gustaría contar con el apoyo de Vox, del PSOE-A y de Adelante”.

A su juicio, “hay mucho más que nos unen en términos de cuentas públicas que lo que nos separa, y creo que quitando los prejuicio y los clichés, y poniendo en el centro de a los andaluces, podríamos, si todos cedemos, tener unas cuentas aprobadas por la mayoría”. Esto “sería un mensaje demoledor a favor de la estabilidad, de la inversión, de la credibilidad, un revulsivo para Andalucía”. “Este es el mejor de los momentos para que nos unamos”, ha apostillado.

Trasladando la situación al Congreso, ha lamentado que, al contrario de lo que él intenta con la oposición en Andalucía, “la situación han sido muy compleja porque no es bueno que desde febrero el líder de la oposición, Pablo Casado, no tenga ningún contacto con Pedro Sánchez”.

“Tiene que hacer un esfuerzo todo el mundo y el primero que lo tiene que hacer es el que quiere el acuerdo, Sánchez tendría que hacer un esfuerzo extraordinario para contar con el principal partido de oposición y tendría que tener en cuenta también alguno de los planteamientos que se han hecho”, ha opinado Moreno para lamentar que “ningunee a Casado”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario