Marín dice que las comunidades se ven “huérfanas” tras el fin del estado de alarma

Además, el vicepresidente andaluz señala que "sin turismo no va a haber recuperación", por lo que ve imprescindible el pasaporte sanitario

Granada.- Turismo.- Marín respeta la huelga en Sierra Nevada pero recuerda que "la situación es muy complicada"
Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía | Foto: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha manifestado que a partir del 9 de mayo al decaer el estado de alarma, las Comunidades Autónomas (CCAA) se quedarán “huérfanas” a la hora de tomar decisiones que en un momento determinado pudieran ser necesarias para reducir la movilidad. Así, ha criticado la “precipitación” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar la medida por “una cuestión electoralista de cara a ese 4 de mayo” de elecciones en Madrid.

A pregunta de los periodistas, Marín ha recordado que la libre circulación de ciudadanos es un derecho recogido en la Constitución y solamente el estado de alarma puede dar cobertura para que en un momento determinado las CCAA puedan tomar ese tipo de decisiones. Así, tras decaer el estado de alarma, las decisiones se pueden solicitar “a través de una situación de emergencia de salud pública se puede solicitar”, que tendría que autorizar un juez.

Por tanto, según ha señalado Marín, “no es suficiente la Comisión Interterritorial, no es la comunidad autónoma la que toma esa decisión, es la justicia por una cuestión de Salud Pública, que tiene que ir informada por la Consejería de Salud”. En este sentido, ha explicado a modo de ejemplo que el consejero de Salud asumirá toda las funciones y competencias a partir del 9 de mayo y “si una Delegación Provincial informa que se recomienda alguna medida restrictiva de movilidad, el consejero va a depender siempre de que un juez avale o no esa decisión”.

El vicepresidente de la Junta ha manifestado que “lo razonable” hubiera sido que durante este año, desde que se inició la pandemia y “tal y como se le pidió al presidente del Gobierno en San Millán de la Cogolla en julio de 2020”, se hubieran articulado medidas legislativa para que las CCAA pudieran tomar esas decisiones. “Si a partir del 9 de mayo hay un botellón en la calle, no podemos prohibirlo, y a lo mejor la situación sanitaria puede ser nivel 3 o nivel 4”, ha indicado.

Para Marín, la decisión de Sánchez de anunciar con “tanta precipitación” que no va a haber prórroga del Estado de Alarma “se podía haber evitado, no hay necesidad ninguna salvo una cuestión electoralista de cara a ese 4 de mayo”. Así, ha incidido en que “se podía haber esperado porque el procedimiento ordinario sería que el 9 de mayo el Gobierno puede decretar una ampliación y posteriormente, 15 días después, convocar el Congreso para ratificarla”.

No obstante, ha incidido en que “todo esto se podría haber evitado fácilmente, con una reforma legislativa”.

“Confiemos en que no sea necesario aplicar el Estado de Alarma a partir del 9 de mayo, pero no había necesidad ninguna de decirlo 30 días antes”, ha concluido.

“Pérdida de tiempo” sin el pasaporte sanitario

Marín ha insistido en la implantación del pasaporte sanitario para el desplazamiento de los ciudadanos al advertir “sobre la pérdida de tiempo de este año para la recuperación económica” y argumentar en ese sentido que “no va a a haber recuperación sin el turismo”.

En declaraciones a los medios tras inaugurar en Barbate (Cádiz) la nueva sede judicial de la localidad junto al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, Marín ha respondido con “un ojalá” sobre la implantación del “pasaporte sanitario, la tarjeta sanitaria, como quieran llamarla, para viajar”, convencido de que existen “medios técnicos suficientes” para su implantación.

La exigencia del vicepresidente andaluz sobre la urgencia de ese pasaporte se sustenta en el convencimiento de que “es el sector turístico el que va a tirar del empleo y de la economía en 2021 si estas facilidades se dan”.

Marín ha defendido que “si usted se vacuna en Andalucía tiene un código QR para demostrar que está inmunizado” y ha explicado que para viajar “llevo en mi móvil mi billete y mi pasaporte sanitario”.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero ha instado a que “en la Unión Europea se ponga de acuerdo y si no al menos en todo el territorio nacional para que haya unidad de acción para recuperar el turismo”.

“Los ciudadanos quieren moverse”, ha sostenido Marín, quien ha argumentado que “llevamos tres días en que la situación está estabilizada”, que ha sustentado en el hecho de “sin aumentar los hospitalizados”, aunque ha descrito “picos de sierra”, así como que la tasa de contagio por cada 100.000 habitantes haya aumentado en algunas provincias andaluzas.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía ha aludido a “un problema serio para las administraciones” con el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del fin del estado de alarma a partir del 9 de mayo.

Marín ha esgrimido que a partir de ese momento los gobiernos autonómicos pasarán a “depender de la autorización judicial” en el caso de que se produzca un incremento de los contagios, circunstancia que obligue a las administraciones regionales a reducir la movilidad de los ciudadanos.

“Es el momento de que el pasaporte sanitario esté en vigor”, ha remachado el vicepresidente y consejero, quien ha insistido en que “Andalucía está preparada para el certificado digital”.

Cuestionado por el impago de las sanciones administrativas asociadas al incumplimiento de las medidas contra el Covid-19, Marín ha afirmado que “las multas se cobran todas, antes o después”, incluso en los supuestos en los que haya “recargos tras las alegaciones de los ciudadanos”.

“El que la hace la tiene que pagar”, ha afirmado Marín con el argumento de que “hablamos de poner en riesgo la salud pública”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario