De los JJOO de Japón a la tragedia de Afganistán

Ejército Estados Unidos Afganistán
El Ejército de Estados Unidos, en Afganistán | Foto: Archivo GD
Avatar for Jesús Del Castillo
0

El verano suele ser una época de relax y merecido descanso, carente de noticias de interés salvo por los incendios y gota fría que desgraciadamente asolan nuestro país en esta época del año, dejando tras de sí un reguero de pérdidas que, en muchos casos, pudieran haberse evitado si dedicáramos más fondos a evitar estos menesteres y menos a mantener ministerios faltos de contenido y sus correspondientes gastos de representación. Pero claro, el presupuesto, se hace como se hace.

Y hablando de cómo se gasta los cuartos nuestro Ejecutivo y con la promesa de Sánchez (una más) de que los fondos europeos servirían, en gran medida, para la digitalización y la modernización de nuestro país, al ministro Iceta no le duelen prendas en inventarse una nueva remesa de subvenciones, que saldrán exclusivamente de los 9.000 millones de euros cedidos por Europa y que irán destinadas a pagarle la estancia en el extranjero a un total de cien autores que tengan por lo menos una obra publicada de cualquier género y un proyecto en el horno. En total, hasta un millón de euros estarán destinados a pagar estancias en el extranjero a cien personas entre el 15 de diciembre de 2021 y el 31 de diciembre de 2022. Cada elegido, dispondrá de hasta 5.000 euros al mes durante un total de dos meses en los que vivirá en otro país. Este es el ‘supermega’ requisito indispensable, ya que la idea fundamental de las ayudas tiene como objetivo el ‘crecimiento personal’ de los seleccionados. Valiente manera de impulsar la cultura. Es el mayor dispendio que recuerdo desde el rescate de la aerolínea Plus Ultra. Esperemos que Bruselas y sus hombres de negro, controlando exhaustivamente la manera de proceder de España en la aplicación de las ayudas, tenga algo que decir al respecto.

Mientras tanto el precio de la electricidad sigue imparable y continúa acumulando hasta ocho máximos históricos de momento. Como estará la cosa de vergonzosa, que hasta la propia Iberdrola ha pedido eliminar una veintena de impuestos que afectan al recibo de la luz, pero el gobierno insiste en que la UE no permite hacerlo, ¿les suena de algo? Difícil solución, porque en España, la energía nuclear, no gusta y con la solar, pues no se llega.

Pero no todo van a ser malas noticias. Mientras la luz va para arriba “que se las pela”, el gobierno se descabalga con una propuesta de subida de 15 euros el salario mínimo interprofesional (SMI) lo que dejaría el suelo salarial en 965 euros este año y lo elevaría a 1.027 euros en 2023, eso sí, Díaz y Calviño no terminan de ponerse de acuerdo en si dicha subida entrará en vigor con efectos retroactivos desde el 1 de septiembre o si será desde el 1 de octubre.Es cierto que España era hasta ahora, el único país de la UE junto con Estonia que no había mejorado el SMI, pero no es menos cierto que un alto porcentaje de contratos de trabajo están sujetos a convenios colectivos que superan lo establecido por el SMI, con lo que la subida no les afectará. Por otro lado, son muchas las empresas españolas que trabajan con las Administraciones, de tal manera que si no pueden repercutir esta subida en sus precios de contratación, cada día tendremos una Administración más rica y unas empresas más empobrecidas.

La tragedia de Afganistán no tiene nombre. Nada escapa ya a la apisonadora talibán una vez conquistado el valle del Panshir. Después de 20 años de ocupación, el vacío dejado por EEUU y sus aliados occidentales, está siendo sustituido por Rusia, China y Pakistán, que se frotan las manos con lo ocurrido y contemplan con ambición la nueva geopolítica. Los recursos naturales de Afganistán podrían valer más de un billón de euros. Hay yacimientos de cobre, bauxita, hierro y litio, considerados fundamentales para la transición energética y climática y que, gracias a la retirada de la coalición occidental, podrán ser explotados por China, puesto que Afganistán no dispone infraestructura para extraerlos. No hace falta que les recuerde que, el litio es la materia prima básica en la fabricación de baterías, esas que hacen falta para que funcionen, entre otros, los vehículos eléctricos. Es cuestión de poco tiempo para que veamos como influye esta nueva situación en los precios.

Pakistán, por su parte, se ha encargado de formar militarmente a los combatientes talibanes y de darles cobijo, incluso facilitaron el escondite de Osama Bin Laden hasta que las fuerzas  estadounidenses acabaron con su vida.

Y Rusia, siempre Rusia. Allí donde se pueda desestabilizar, meter cizaña para fortalecer su posición y sacar tajada, allí estará la madre patria.

Por si fuera poco, Afganistán es el principal productor de opio del mundo, más del 80% con una producción entre 9.000 y 10.000 toneladas. De esa cantidad se pueden sintetizar unas 1.200 toneladas de heroína y aún quedarían 4.000 toneladas de opio que se fuman o transforman en morfina y otros fármacos, como la metadona, la naloxona el fentanilo y otros. El precio de estas drogas, tanto de su comercio legal (farmacéutico), como el tráfico ilegal supera en el mercado los cien mil millones de dólares.

Visto lo visto, yo me quedo con el impresionante open de EEUU de tenis que se ha marcando nuestro joven compatriota Carlos Alcaráz o con el ejemplo de superación, orgullo patrio y deportividad de todos y cada uno de los atletas que nos han representado en los JJOO de Tokio, especialmente los paralímpicos. Desde aquí todo mi respeto y mi admiración. Ojalá, más pronto que tarde  podamos ver en Madrid unos Juegos que el COI le debe hace ya demasiado tiempo, eso sí, con las gradas repletas hasta la bandera y un buen puñado de inversiones en el pebetero.







Se el primero en comentar

Deja un comentario