Jiménez Mariscal, una saga de artesanos belenistas granadinos que nació en el siglo XIX

Este año se han encargado de realizar las figuras para los belenes de la catedral, el Patronato de la Alhambra, el Ayuntamiento y el de la plaza Bib-Rambla

belén de la Plaza Bib Rambla que organiza la Asociación de Amigos de San Andrés y la cofradía de La Borriquita
Belén de la Plaza Bib-Rambla, donde hay figuras de los Jiménez Mariscal | Foto: Antonio L. Juarez
Marta GervillaMarta Gervilla
0

Los artesanos Jiménez Mariscal este año se han encargado de realizar las figuras para varios Belenes de la ciudad como son el de la catedral de Granada, el Patronato de la Alhambra, el Ayuntamiento o el de la plaza Bib-Rambla.

La novedad de este año han sido las figuras del nacimiento de la catedral de Granada, por su volumen y tamaño, que no se acabará en este año ya que va a ser un proceso de varios, aunque como ha comentado Jesús Jiménez Mariscal, “un nacimiento nunca tiene fin porque nunca termina”. Pero el granadino destaca estas figuras por ser uno de los encargos que “con más cariño se está haciendo” ya que permanecerán inmortalizadas en la catedral de Ganada.

Siendo barristas artesanos desde el siglo XIX, de una saga cuyo fundador fue el granadino Antonio Jiménez Rada, es Jesús Jiménez Mariscal quien tras varias generaciones continúa con el taller y asegura que le apasiona su trabajo por qué “cuando uno se pone a hacer figuras, al final no cree que haya salido lo que ha salido”.

Las figuras que elaboran son herederas del gusto romántico, además tienen diferentes formatos que van desde los 15 centímetros hasta los 100 centímetros. Los encargos de las figuras normales, de unos 20 centímetros pueden durar uno o dos meses. “Pero cuando llegan figuras como las de la catedral que tienen más de 40 cm se tardan meses porque aparte de que son figuras modeladas, son únicas y no existen más”, ha afirmado Mariscal.

El taller de barristas sigue con las mismas técnicas que utilizaban en sus inicios, aplican óleos sobre las figuras y tinturas al huevo o al aceite. “Tenemos una producción pequeña, las figuras son de barro y toda la policromía es a mano” además “son tierras naturales que hay que ir haciéndolas poco a poco”, ha explicado Jesús.

Pero estas no son las únicas figuras que realizan estos artesanos, ya que también trabajan con figuras costumbristas como bandoleros o majas, y con figuras religiosas, el granadino ha aclarado que “realmente no se dedican todo el año a hacer figuras de Belén, sino que cuando termina la campaña de Navidad en enero o primeros de febrero hacen otras figuras”. Parte de sus obras más importantes se encuentra la del granadino ‘Chorrojumo’, ‘Los caballistas’, ‘Los bandoleros’, así como parte de lo que está en el museo de la ‘Casa de los Tiros’ que se sigue reproduciendo.

Los artesanos Jiménez Mariscal realizan trabajos para coleccionistas de figuras de ciudades como Madrid, Múnich o México, y también restauran figuras que llegan al taller. “De mi trabajo destacaría la paciencia, ya que cuando uno lleva el trabajo metido en la sangre por todas las generaciones pasadas, no existe ninguna dificultad”, ha apuntado Jesús.





Se el primero en comentar

Deja un comentario