Investigan a un hombre que se saltó un control en Huétor Tájar y denunció que le habían robado el coche

Trató de eludirlo para que no lo denunciaran porque no podía justificar por qué se había saltado el confinamiento obligatorio

control guardia civil Foto Alex Camara EP
Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en un control | Foto: Álex Cámara / EP
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial como investigado a un hombre de 32 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de simulación de delito después de que denunciara el falso robo del coche que conducía cuando se saltó un control para eludir responsabilidades.

El ahora investigado acudió el pasado día 9 de mayo al puesto de la Guardia Civil de Huétor Tájar a denunciar que le habían robado el coche. “Montó una historia muy elaborada, pero poco creíble”, ha informado la Guardia Civil. “Sobre las 2.30 horas de la madrugada había dejado su coche en un camino situado en el paraje denominado Arroyo Milano, junto a la carretera de Villanueva Mesía, con las puertas abiertas y la llave en un compartimento junto al freno de mano. Se fue a llenar unos bidones de agua a una acequia situada a unos 150 metros de donde había dejado el coche y cuando terminó y volvió a por su vehículo, ya no estaba, se lo habían robado. A pesar de la hora, dijo, no había oído ningún tipo de ruido, ni siquiera el del motor del coche al arrancar”.

“Horas antes de acudir al puesto de Huétor Tájar a plasmar por escrito su denuncia, sobre las 2:40 horas, había llamado al teléfono de auxilio inmediato de la Guardia Civil, el 062, para denunciar el robo del coche. ¿Pero qué había ocurrido veinte minutos antes? Sobre las 2:20 horas una patrulla de la Guardia Civil de Salar estaba haciendo un control de vehículos y personas en la entrada a Huétor Tájar y los agentes dieron el alto al coche que conducía el investigado, pero se dio a la fuga para evitar que lo denunciasen al no poder justificar por qué a esas horas estaba fuera de casa y no confinado, y al sospechar que los guardias civiles habían visto la matrícula decidió, presuntamente, inventarse que le habían robado el coche y llamó al 062 para tener una coartada”, ha informado la Guardia Civil.

Los agentes de la Guardia Civil de Huétor Tájar recuperaron el vehículo tres días después en el paraje Los Carboneros de Villanueva Mesía.

Los investigadores de la Guardia Civil de Huétor Tájar sospecharon en todo momento que el robo era una argucia, por lo que hicieron un reconocimiento fotográfico y los guardias civiles que estaban en el control esa noche lo han recocido, sin duda alguna, como la persona que conducía el coche que se dio a la fuga.





Se el primero en comentar

Deja un comentario