Investigan a un joven de Albolote que denunció haber sido víctima del robo de un móvil que él había vendido

El investigado quería justificar ante su pareja haberse deshecho de un regalo que ella le había hecho

Guardia civil granada 10
Agente de la Guardia Civil | Foto: Archivo
Gabinete
0

La Guardia Civil ha abierto una investigación después de que un vecino de Albolote, un joven de 22 años sin antecedentes policiales, denunciara haber sido víctima de un atraco con la intención de justificar ante su pareja que había vendido el teléfono móvil que ésta le había regalado.

El joven denunció que el pasado día 19 de febrero dos individuos se le acercaron en una calle de Albolote, lo intimidaron con una navaja y lo agredieron para quitarle el teléfono móvil y su cartera, y que a consecuencia de los golpes tuvo que ser atendido primero en el Centro de Salud de Atarfe y, posteriormente, en el hospital de Traumatología de Granada.

El Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena se hizo cargo de la investigación del supuesto robo con violencia y sus agentes han averiguado finalmente que el atraco no se produjo y que el joven había vendido su teléfono móvil porque necesitaba dinero y se le ocurrió ser víctima de un atraco para justificar ante su pareja que ya no lo tenía.

48 personas investigadas en 2018 por simulación de delito

Durante el año 2018 la Guardia Civil investigó a 48 personas en la provincia de Granada por un delito contra la Administración de Justicia por simulación de delito y tres durante el pasado mes de enero de 2019.

La mayoría de estas falsas denuncias tienen como finalidad conseguir engañar a las compañías aseguradoras con las que los denunciantes han contratado una póliza, y conseguir que éstas les abonen una indemnización.

Si esto sucede, es decir, si los denunciantes presentan una reclamación a su compañía por haber sido víctimas de un falso delito y cobran la indemnización, además de simulación de delito, también se les investiga por un delito de estafa.

También suele ser habitual que muchas de estas denuncias intenten desviar la atención sobre otros hechos. Suele ocurrir que algunos denuncien, por ejemplo, el robo de su coche para eludir responsabilidades ante un accidente, ante una infracción o incluso ante un delito.

Y otros denuncian falsos robos para justificar ante sus parejas que se han gastado el dinero, o para conseguir un nuevo teléfono o, como en esta ocasión, para justificar haberse deshecho de un regalo. No obstante, la Guardia Civil insiste en que todas las denuncias que se reciben en cualquiera de los puestos de la provincia de Granada se investigan, y si la investigación concluye que los hechos denunciados son falsos, devienen consecuencias para el denunciante.



Se el primero en comentar

Deja un comentario