Intervenidas más de 900 plantas de marihuana y 59 enganches ilegales en la Zona Norte

Efectivos de la Policía Nacional inspeccionan un total de cinco viviendas habilitadas como centros de producción y detienen a cinco personas

policía nacional Operación Odolki anti droga Carlos Gijon_-3
Agente de Policía Nacional durante una operación antidroga | Foto: Carlos Gijón | Vídeo: Gabinete
Gabinete
0

Agentes de la Policía Nacional de Granada han desmantelado nueve plantaciones de marihuana a gran escala ocultas en tres domicilios situados en la zona norte de la ciudad en los que han incautado un total de 936 plantas de marihuana y han resultado detenidas cinco personas, dos varones, ambos con antecedentes policiales y tres mujeres, de las cuales solo una contaba con antecedentes previos, como presuntos autores de delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. En estos operativos, denominados ‘Cerro’ y ‘Oto’, los agentes, en colaboración con personal de Endesa, han inspeccionado 84 viviendas de entre las que han detectado 59 conexiones ilegales a la red pública de electricidad, hechos por los que han resultado investigadas 23 personas como presuntos responsables de delitos de defraudación de fluido eléctrico.

En el marco del Plan Norte de Seguridad

En el intervalo entre los últimos días del mes de marzo y mediados de abril, agentes de la Comisaría de Distrito Norte de Granada han desarrollado dos operaciones contra los cultivos a gran escala de marihuana en el interior de inmuebles en la zona norte de la capital. Para apoyar y dar seguridad a las intervenciones han contado con la colaboración de policías adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, así como de personal de Endesa, quienes colaboran con la Policía Nacional de forma permanente en la detección de anomalías del suministro eléctrico relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes y la defraudación de fluido eléctrico, no solo para garantizar su suministro a la ciudadanía, sino también por su seguridad.

Las pesquisas se centraron en varias viviendas que, según la información que poseían los investigadores, se habían constituido únicamente como lugares de producción de dicha droga y se habían dotado del material e infraestructura necesarios para favorecer su cultivo. La complejidad de las investigaciones ha radicado en centrar la ubicación de los inmuebles debido al entorno en el que se encontraban y las medidas de seguridad y vigilancia que realizaban los responsables de estas plantaciones.

El primer operativo se desarrolló en torno a la Operación Cerro, en la que los policías inspeccionaron dos viviendas. Una de ellas contaba con dos habitaciones dedicadas a este cultivo en las que incautaron un total de 177 plantas de cannabis sativa y arrestaron a la mujer que se encontraba al cuidado de la misma, de 33 años, la cual contaba con antecedentes policiales anteriores. En el segundo piso los agentes detuvieron al presunto responsable, un varón de 52 años con antecedentes policiales, tras hallar una habitación con 150 plantas de marihuana que fueron intervenidas.

La Operación Oto tuvo se centró en torno a tres viviendas. La primera contaba con tres habitaciones constituidas como centros de producción a gran escala, en las que se incautaron 264 plantas y se detuvo a una mujer de 45 años sin antecedentes policiales. En la segunda vivienda se localizó una habitación que albergaba 104 plantas de marihuana y se detuvo a la presunta responsable, una mujer de 54 años sin antecedentes policiales. El último de los pisos registrados durante la Operación Oto se saldó con la detención de un varón de 26 años con antecedentes policiales, una vez que se localizaron dos habitaciones que producían 141 plantas de esta droga.

A los cinco detenidos se les considera presuntos autores de delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. En relación con este último delito y con la colaboración de técnicos de Endesa, durante la Operación Cerro se inspeccionaron 64 viviendas, localizando 40 conexiones ilegales a la red de suministro eléctrico por las que han sido investigadas 14 personas. Mientras que en la Operación Oto han sido 20 las viviendas inspeccionadas y 19 los enganches ilegales detectados, hechos por los que han sido investigadas nueve personas. La autoridad judicial ya ha sido informada del resultado de las investigaciones.







Se el primero en comentar

Deja un comentario