Impulsan una nueva técnica de biopsia líquida del ADN para la selección de embriones

El avance, en el que colabora la Universidad de Granada, permite una evaluación no invasiva de anomalías cromosómicas generadas por la fecundación in vitro

Los doctores David Landeira y Jan Tesarik
Los doctores David Landeira y Jean Tesarik, impulsores del proyecto | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

La Clínica Margen, en colaboración con la Universidad de Granada, ha puesto en marcha por vez primera en Europa una técnica de biopsia líquida del ADN que permite una evaluación no invasiva de anomalías cromosómicas de embriones humanos generados por la fecundación in vitro antes de elegir los que serán transferidos en el útero de la paciente.

Hasta ahora, estas pruebas se realizaban quitando una o varías células al embrión para realizar una biopsia sólida, una técnica muy discutida ya que estas intervenciones invasivas sobre los embriones pueden producir potenciales riesgos tardíos para la salud de los niños nacidos.

El acuerdo de colaboración para poner en marcha la nueva técnica ha sido formalizado por el doctor Jan Tesarik, director de la clínica Margen de Granada, y el doctor David Landeira, profesor del departamento de Bioquímica Molecular II de la Universidad de Granada.

Esta técnica permite una evaluación, completamente no invasiva, de anomalías cromosómicas de embriones humanos generados por la fecundación in vitro (FIV) antes de elegir los que serán transferidos en el útero de la paciente.

La nueva técnica permite reducir, de manera significativa, los errores de diagnóstico de las técnicas utilizadas hasta ahora. Además, reduce los potenciales riesgos tardíos de intervenciones invasivas sobre los embriones para la salud de los niños nacidos.

Este riesgo se debe a que la obtención de la muestra de ADN mediante biopsia sólida implica la destrucción de unas cuantas células del embrión. Sin embargo, la nueva técnica de biopsia líquida no requiere el uso de células del embrión. En su lugar, el ADN se obtiene del medio de cultivo utilizado para el desarrollo del embrión antes de su transferencia al útero materno.

“La nueva técnica no sólo mejora la fiabilidad del análisis realizado sino también la integridad y seguridad de los embriones examinados”, según explica en una nota el doctor Tesarik, quien precia que de este modo es posible la selección de embriones sin anomalías cromosómicas con mucha más precisión que hasta ahora y evitando los riesgos hipotéticos de las intervenciones sobre los embriones para la salud de los futuros niños.

Por su parte, el doctor Landeira afirma que “esta técnica permitirá la selección de embriones con menor probabilidad de contener anomalías cromosómicas analizando un material que se descarta habitualmente”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario