Impulsan una nueva campaña para aumentar el reciclaje de pilas en Granada

El Ayuntamiento e Inagra la ponen en marcha bajo el lema ‘Enchúfate al reciclaje de pilas y cárgate de energía positiva’

foto-inagra-1
Presentación de la nueva campaña de concienciación para el reciclaje de pilas | Foto y vídeo: Javier Gea
GabineteGabinete
0

El Ayuntamiento de Granada e Inagra impulsan una nueva campaña de concienciación dirigida a incrementar las cifras de reciclaje de pilas en Granada, una iniciativa que pretende superar las cifras del pasado año, que se saldó con más de 20 toneladas recogidas de este residuo peligroso, casi un 15% más que en 2017.

Bajo el eslogan ‘Enchúfate al reciclaje de pilas y cárgate de energía positiva’, la campaña utiliza una nueva imagen pero mantiene el robot ‘Recopilator’, un personaje conocido por los escolares granadinos, a los que también se ha previsto ofrecer talleres de reciclaje el primer fin de semana de julio en la Fuente de las Batallas.

Además de la difusión de la campaña en los medios de comunicación locales, se realizará una labor informativa en los comercios de la ciudad para ofrecerles disponer en sus instalaciones un contenedor pequeño de 20l para pilas donde los clientes que lo deseen puedan depositar sus baterías. Una iniciativa que ha sido apoyada por la Federación de Comerciantes de Granada y que no tendría coste alguno para los establecimientos.

En la presentación informativa de la iniciativa, el concejal de Proyectos Estratégicos, Oficina Metropolitana, Seguridad y Movilidad, César Díaz, ha destacado “la sensibilidad mostrada por los granadinos” en la materia, una realidad que, en su opinión, resulta evidente atendiendo al dato del 15% de incremento en las cifras de reciclaje respecto del año anterior. Para Díaz, es importante “seguir incorporando nuevos colectivos a la campaña, ya se trate de asociaciones, comerciantes, vecinos u otros agentes sociales” y ha asegurado que el Ayuntamiento continuará potenciando campaña de este tipo, dada su relevancia.

Por su parte, el concejal de Empleo, Emprendimiento, Turismo y Comercio, Manuel Olivares, ha querido agradecer la colaboración de los comercios que ya participan en la iniciativa y que tienen voluntariamente contenedores de reciclaje de pilas en sus instalaciones, un total de 290 establecimientos, entre comercios, colegios y entidades públicas, a los que se suman otros 80 contenedores instalados en vía pública.

En sus palabras, resulta destacado “el compromiso y colaboración tanto de Inagra como de la Federación Provincial de Comercio y el Centro Comercial Abierto, que hacen posible que los establecimientos granadinos participen como depositarios” y ha indicado que espera que para próximas ediciones de la campaña, “sigan mejorando las cifras de reciclaje de baterías y pilas”.

Según los datos recogido por Inagra, en 2018 se retiraron un total de 20,34 toneladas de pilas. De esta cantidad, un total de 1.157 kilos fueron recopiladas por los comercios de la capital, en su mayoría tiendas de electrónica, de audífonos, talleres de relojerías, eléctricas y ferreterías, así como centros escolares y asociaciones de vecinos.

La campaña que se difunde ya en los medios de comunicación locales pretende dar un paso más y no sólo facilitar información sobre la peligrosidad tóxica de este tipo de residuos, sino incidir en los beneficios que conlleva realizar este sencillo hábito de separar los residuos y depositarlos en los contenedores específicos para su correcto reciclaje.

Desde febrero de 2013 Inagra se responsabiliza de la retirada de los contenedores para pilas y, a su vez, la empresa concesionaria firmó un acuerdo con un gestor autorizado, la empresa ERP (European Recycling Platform), encargada de dar el tratamiento medioambiental adecuado a este tipo de residuo potencialmente peligroso para la salud y el medio ambiente, y colabora también en esta campaña.

No hay que olvidar que las pilas más contaminantes son las pilas botón por su alta toxicidad y por contaminar con mayor velocidad el suelo. Se estima que una micro pila botón de mercurio, como las que se usa en los relojes, puede llegar a contaminar unos 600.000 litros de agua, la pila alcalina unos 167.000 litros y la de carbón unos 3.000 litros de agua.



Se el primero en comentar

Deja un comentario