Identifican en Sierra Nevada a ciudadanos provenientes de municipios confinados

La Policía Local de Monachil ha realizado este domingo una exhaustiva labor de control

Sierra Nevada control Policía Local Monachil
Imagen del operativo policial | Policía Local Monachil
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

Este domingo han entrado en vigor las nuevas restricciones de la Junta de Andalucía destinadas a frenar los contagios de la tercera ola de Covid-19. Dentro de este paquete de medidas se ha levantado cierta polémica debido a la inclusión de un decreto que permite acudir a la estación a personas provenientes de municipios no confinados, algo que altera las normas de movilidad. La Policía Local de Monachil ha sido la encargada de poner orden en este primer día de la novedosa medida.

Efectivos del cuerpo han parado a más de 100 coches en las primeras horas de la mañana. El forfait ha sido el primer requisito indispensable junto a la aportación de la documentación para comprobar que los esquiadores venideros no provenían de municipios cerrados perimetralmente. La Policía Local del municipio serrano ha dado la vuelta a diez coches que no llevaban consigo todo lo necesario para acceder a la estación. “Ha habido más retención de la cuenta, pero era algo obligado”, explican.

Hora de los visitantes

Desde la policía se detalla que en las horas más tempranas es difícil ver a alguien que acuda a algo que no sea esquiar debido a las baja temperaturas. El paso del tiempo ha dado lugar a la llegada de visitantes. La primera tarea con estos grupos ha sido impedir aglomeraciones de personas, aunque desde la policía afirman que la gente se ha portado de forma civilizada y ha usado bien la mascarilla. Siempre hay alguna oveja descarriada, pues en los grupos visitantes se ha identificado a personas provenientes de municipios que desde este domingo están cerrados perimetralmente debido a su tasa de incidencia en los casos de Covid-19.

Desde el cuerpo explican que estos casos han sido algo minoritario. “Nos da igual la polémica de la medida. Nosotros sólo hacemos cumplir la ley”, agregan. Con la llegada del mediodía se ha procedido al control de las terrazas, en las que el máximo de comensales por mesa ahora es de cuatro. En este aspecto tampoco ha habido problemas gracias al buen hacer de los hosteleros de la zona, que venían con la lección del BOJA aprendida de casa.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario