Ideas de viaje después de la pandemia: Australia y su mundo submarino

Para aquellos que quieren una combinación de playa, deporte y aventura, unas vacaciones de buceo en el país oceánico son el plan ideal

Gold Coast, fotografía de Jordan a través de Unsplash
Gold Coast, fotografía de Jordan a través de Unsplash | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Se acerca el verano y, con él, los días de sol, playa, mar y actividades acuáticas. Aunque la pandemia sigue poniendo en duda los planes de viaje fuera de nuestro territorio, hay países con una gestión envidiable que ya se están preparando para suavizar las restricciones. Es el caso de Australia, cuyos vuelos regulares desde y hacia Europa se reanudarán a partir de finales de octubre de 2021 con la aerolínea Qantas. Para aquellos que quieren una combinación de playa, deporte y aventura, unas vacaciones de buceo en el país oceánico son el plan ideal.

El coronavirus en Australia

Australia cuenta con cerca de 30.000 contagios y unas 900 muertes por coronavirus hasta la fecha, unas cifras particularmente bajas en comparación con otros países de tamaño y densidad de población similares gracias a su estrategia de Covid cero. Desde octubre parece que el virus está relativamente bajo control y el reciente anuncio de la compañía aérea Qantas no ha hecho más que esperanzar a los viajeros con planes de visitar el país. Si a eso le sumamos que la estación más calurosa tiene lugar entre diciembre y febrero, momento en el cual se espera que la gran mayoría de la población mundial esté inmunizada y se empiece el camino a una relativa normalidad, el sueño de volver a viajar se vuelve algo más realista.

Sitios de buceo en Australia

Australia no solo es famosa por ser un destino idílico para los surferos. Sus cristalinas aguas, a través de las cuales se pueden observar las coloridas especies de peces y corales, además de las infinitas posibilidades de aventura, atraen a muchos buceadores cada año. El buceo en Australia y la mundialmente famosa Gran Barrera de Coral van de la mano. Esta franja de arrecifes e islas de 2.300 kilómetros de longitud ofrece una enorme variedad de lugares de buceo, coloridos corales y una espectacular variedad de vida marina, por lo que no es extraño que atraiga a aficionados de todo el mundo. Casi todas las ciudades turísticas de la costa de Australia ofrecen excursiones de buceo y alquiler de equipos. Para aquellos que todavía no son buceadores certificados, también hay varios cursos a los que se puede asistir en una de las muchas escuelas de buceo del país. Es importante recibir un certificado con validez internacional, como el certificado PADI, al final del curso. También es recomendable elegir una escuela situada cerca de lugares de buceo interesantes. Solo se necesitan entre cuatro y cinco días para obtener el certificado, y una vez que se disponga de este, se puede ganar experiencia durante el resto de las vacaciones.

El buceo en Australia no se limita a la Gran Barrera de Coral. El arrecife de Ningaloo, la isla de Navidad, la isla Canguro y los pecios Yongala y Tangalooma también tienen mucho por ofrecer. En el arrecife de Ningaloo, en la costa oeste de Australia, se pueden avistar tiburones ballena, delfines y dugongos. En la isla de Navidad, además de tiburones ballena, hay una gran cantidad de cangrejos, mientras que en las aguas de la isla Canguro, frente a la costa de Adelaida, se pueden encontrar leones marinos en las aguas. Los exploradores pueden realizar una emocionante inmersión desde Townsville hasta el naufragio del barco de vapor Yongala, que se hundió durante un huracán en 1911 y yace actualmente entre 14 y 28 metros bajo el nivel del mar. No se descubrió el barco hasta 1958 y, desde entonces, se ha convertido en un imán para los buceadores gracias a se conserva en gran parte en su estado original. Se puede vivir una experiencia similar buceando por los naufragios de Tangalooma. Este conjunto de barcos, hundidos deliberadamente en 1963 para proporcionar un fondeadero seguro a los barcos, se encuentra frente a la costa de la isla Moreton.

Solicitar un visado para Australia

No contar con un certificado de buceo antes de viajar a Australia no es ningún problema. Sin embargo, sí que se debe haber tramitado un visado Australia antes de salir. El visado Australia es obligatorio y sin él no se puede facturar en un vuelo o crucero. La solicitud de un visado para Australia se realiza en poco tiempo. Una vez concedido, el visado es válido durante doce meses, lo que no significa que se pueda permanecer en el país durante un año consecutivo, pero proporciona cierta calma teniendo en cuenta la poca previsibilidad que hemos vivido este último año. La duración máxima de la estancia es de tres meses, por lo que hay tiempo suficiente para obtener una licencia de buceo y realizar varias inmersiones mientras se visita el país.

En estos momentos todavía se puede solicitar el visado Australia, conocido como eVisitor, un tipo de visado válido tanto para viajes de negocios como para vacaciones. Sin embargo, el tiempo de tramitación de muchas de las solicitudes está siendo bastante más largo del habitual, lo cual probablemente continúe hasta que se levante la prohibición de entrada. Por suerte, este momento queda cada vez más cerca.







Se el primero en comentar

Deja un comentario