Convocan huelga general feminista el 8 de marzo

La convocatoria, realizada por los sindicatos CGT, SAT y USTEA, cubrirá el derecho a parar ese día 24 horas en todos los ámbitos laborales de Granada y Andalucía

rueda de prensa 8M CGT USTEA SAT 3-3-2020
Los sindicatos frente al Ayuntamiento de Granada | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Los sindicatos SAT, USTEA y CGT han anunciado este martes de manera conjunta la convocatoria de la huelga feminista de este 8 de marzo, que afectará a todos los ámbitos laborales y durante las 24 horas del día Internacional de la Mujer Trabajadora. Para los sindicatos, el objetivo de la huelga deberá servir “para visibilizar la situación precaria y de sobreexplotación que, bajo el capitalismo, viven las mujeres en el mundo laboral y en cada ámbito de su vida social y personal”.

Los tres sindicatos han hecho un llamamiento “a la organización y a la lucha de las mujeres de la clase trabajadora y los sectores populares contra el paro, la precariedad, la privatización de servicios básicos, contra la violencia sexista, contra la discriminación salarial y contra el ‘subempleo’ vinculado al papel como cuidadoras, encargadas del trabajo reproductivo”. Han añadido también, que “todo esto no solo somete a las mujeres a una doble jornada laboral, sino que las sitúa en una posición de desventaja en cuanto a la incorporación al mundo del trabajo, lo cual se ve reflejado en la cuantía de las pensiones o en la parcialidad de los contratos laborales”.

También han informado que en Andalucía, que es una tierra diversa y heterogénea, la emancipación y la soberanía de las mujeres jornaleras, migrantes, campesinas, cuidadoras, estudiantes, desempleadas, pensionista, etc aún está por conseguir. Según los datos, “existe un 30% de tasa de paro femenino, una brecha salarial del 24.4%, un 70% de contratos femeninos a tiempo parcial, feminización de los empleos más precarios y peor pagados, y la sobrecarga del trabajo de cuidados son realidades que se traducen en discriminación por cuestión de género, y que generan una dependencia económica que impide la emancipación y el empoderamiento de la mujer”.

“Mientras el mundo laboral no se rija también por nosotras, mientras no existan políticas de conciliación que nos liberen de la sobrecarga de los cuidados y del trabajo reproductivo, no estaremos libres de los abusos que el sistema capitalista ejerce sobre nosotras”, han dicho los sindicatos convocantes de la huelga.

Por todas las razones existentes, CGT, SAT y USTEA han hecho un llamamiento a la Huelga Feminista en los centros de trabajo y de estudio, a la huelga de cuidados y a la huelga de consumo para el 8 de marzo, las 24 horas.

Para estos sindicatos, “hoy más que nunca las mujeres trabajadoras andaluzas dicen no a la violencia machista, no a la explotación laboral, no a la desigualdad salarial, no al desmantelamiento de los servicios públicos y no a todo tipo de discriminación por cuestión de género”.

En su opinión, es tarea “ineludible” de los sindicatos de clase “dar respuesta a las reivindicaciones de las trabajadoras exigiendo: medidas concretas para acabar con la brecha salarial; derecho real y efectivo a la conciliación; fin de los recortes en políticas sociales, educación y/o sanidad; exigencia de protocolos específicos de lucha contra el acoso sexual en las empresas; la revalorización de las pensiones, y el establecimiento de medidas específicas para la reducción de la brecha económica en las mismas; la modificación del 42 del Estatuto de los Trabajadores para impedir la cesión ilegal de trabajadoras mediante la utilización de ETT´s y subcontratas; blindaje de los convenios.
El establecimiento de un sistema judicial rápido y efectivo frente a la violencia de género; recursos suficientes destinados a la educación en igualdad; escuelas infantiles, centros de mayores, comedores y residencias públicas y gratuitas…

Las reivindicaciones feministas como estas, para los sindicatos convocantes, “no pueden ser ignoradas ante un sistema capitalista que gestiona sus crisis atacando las condiciones laborales y de vida de las mujeres trabajadoras y que se sustenta en la desigualdad entre clases y en la segregación de las mismas a través de la discriminación, en nuestro caso, por cuestión de género”.

“Ante este ataque a los derechos de las mujeres,” han continuado, “es papel fundamental de los sindicatos de clase adoptar una postura ofensiva reaccionaria contra los escasos avances logrados en igualdad, derechos sexuales y reproductivos, prevención y protección frente a la violencia que en todas sus formas sufre la mujer en el sistema capitalista”.

“A igual trabajo, igual salario” es una consigna que viene marcando siglos de lucha de la mujer trabajadora. Al igual que reivindicaciones como: la lucha por la socialización de las tareas reproductivas y de cuidados, la reducción de la jornada sin reducción salarial, la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, la eliminación de la segregación de trabajos por razón de género…

CGT, USTEA y SAT consideran que hoy igual que ayer, lucharán por cambiar este sistema capitalista y patriarcal.



Se el primero en comentar

Deja un comentario