Hosteleros españoles piden al Gobierno “claridad y transparencia para planificar la reapertura del sector”

Piden conocer los criterios e indicadores que se utilizan para pasar de fases y preparar los negocios y las contrataciones con previsión

GRANADA COVID COMERCIOS - Dani B-8
Uno de los comercios abiertos ya en Granada | GD
GabineteGabinete
0

Desde Hostelería España, como organización empresarial que representa a más de 270.000 restaurantes, bares, cafeterías y pubs de todo el país, junto con las asociaciones provinciales de hostelería a las que representamos, solicitamos al Gobierno mayor claridad y transparencia para poder planificar la reapertura del sector.

Solicitamos que se hagan públicos los criterios e indicadores que se tienen en cuenta para que los territorios entren en las distintas fases de la desescalada. De lo contrario, empresarios y trabajadores no pueden organizar la reapertura de los negocios con anticipación suficiente, algo que perjudica gravemente al sector, y que se suma a la ya delicada situación que estamos atravesando.

Nos mostramos absolutamente partidarios de la apertura asimétrica por territorios, pero reclamamos certidumbre para que no se vuelvan a suceder situaciones que han dado en las últimas semanas. Hay empresas que han recuperado a empleados del ERTE porque todo apuntaba a que su territorio pasaría de fase y, tras unos días de preparación previa, finalmente han conocido que no podían abrir sus negocios con apenas 24 horas de antelación.

Por ello, necesitamos disponer de un cuadro de mando serio y objetivo para conocer con anticipación suficiente la situación de cada territorio y que esa toma de decisiones empresariales se ajuste a la realidad que les afectará en corto plazo. Desde la patronal hostelera instamos al Ejecutivo a que en las siguientes fases de desescalada haya adoptado estas medidas.

Por otro lado, tras conocer las condiciones de apertura de la hostelería en Fase 2, solicitamos al Ejecutivo que revise el criterio del aforo, el cual es de un 40% para consumo en interior de local sentado en mesa o reagrupaciones de mesas, salvo discotecas y bares de ocio nocturno. Consideramos que este aforo es insuficiente y que, atendiendo a las recomendaciones sanitarias, el criterio que debería imperar es el de la distancia de seguridad, no el aforo, tal y como sucede en otros países, como en Alemania.

En cuanto al aforo de las terrazas, de un 50%, se ha demostrado que es igualmente insuficiente. Durante la primera semana de apertura de negocios de hostelería en la Fase 1, tan solo el 15% de las terrazas que podían abrir, lo han hecho. Y las que lo han hecho han registrado unas cifras de facturación realmente bajas, lo que hace imposible mantener sus negocios.

Además, urgimos al Gobierno para que se cree a la mayor brevedad posible una nueva mesa de negociación con el sector hostelero y turístico para definir la flexibilización de los ERTEs, que se materializaría en una prórroga muy necesaria en nuestro sector para que los negocios pudieran reanudar sus actividades.

En este sentido, instamos al Ejecutivo a que otorgue al sector turístico la atención que se merece, teniendo en cuenta que supone el 14,6% del PIB del país (datos de la Organización Mundial del Turismo) y que es el país con mayor peso de este sector en su PIB. De hecho, da empleo a 2,7 millones de personas (el 13,5% del empleo total de la economía), cuyo 63% corresponde a empleados del sector de la hostelería.

Entre otras cosas, pedimos un respeto al sector y que se le dote de la ayuda que necesita acorde al peso económico que representa para el país. España es el segundo país en recepción de turistas, por detrás de Francia, con 83,7 millones de visitantes en 2019. Además, es el segundo país con mayores ingresos por turismo, por detrás de EE.UU.

Otros países están actuando en consecuencia, como Francia, donde el gobierno considera al sector turístico prioridad nacional y ha anunciado que destinará 18.000 millones de euros para el rescate del sector. En España, seguimos esperando a que el Gobierno tome medidas para paliar las graves consecuencias económicas que se está cobrando esta crisis con el sector.

Así, continuamos reclamando al Gobierno el resto de medidas de acompañamiento que el sector necesita concretar para garantizar la supervivencia de nuestros negocios, como son el establecimiento de microcréditos, en torno a 25.000 de rápida concesión; la suspensión de los alquileres o rentas de los arrendamientos de los locales de negocio por causas de fuerza mayor desde la fecha de entrada en vigor del Estado de Alarma y que se adecúe un sistema de pago flexible de rentas al menos hasta diciembre de 2020; el IVA súper reducido, en línea a las medidas tomadas en otros países, como Alemania; exenciones fiscales y de tasas municipales, así como nuevas líneas de financiación, que continúan siendo insuficientes.

Los hosteleros necesitamos más que nunca el apoyo de la administración pública para abrir con garantías de que nuestros negocios seguirán siendo viables y, de esta forma, poder continuar formando parte de la vida económica y social del país.





Se el primero en comentar

Deja un comentario