San Rafael atiende en el último semestre a más de 200 pacientes en el servicio de readaptación deportiva funcional

Tan solo en 2020 el Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora de este hospital atendió a más de 4.000 pacientes y realizó más de 42.000 sesiones de rehabilitación a pesar de la pandemia

Sesión de readaptación deportiva funcional con David de la Cruz
Sesión de readaptación deportiva funcional con David de la Cruz | Foto: Gabinete
Gabinete
0

El Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora San Rafael, perteneciente al Hospital San Rafael, ha atendido en los primeros seis meses del año a más de 200 pacientes a través de la readaptación deportiva funcional. Un servicio cada vez más necesario para lograr una correcta y óptima recuperación tras una lesión.

El objetivo de esta readaptación especializada se centra en la búsqueda de estrategias de intervención por parte del equipo multidisciplinar de profesionales del centro compuesto por dos médicos rehabilitadores, nueve fisioterapeutas y tres auxiliares, que favorezcan la disminución de la duración de la lesión y una incorporación segura a la vida diaria del paciente o al entrenamiento o competición en el caso de deportistas. “Nuestro equipo de fisioterapeutas, que posee una amplia formación y experiencia, trabaja codo con codo con el paciente programando un plan de tratamiento concreto y personalizado para que, tanto el perfil del deportista amateur que pretende regresar a su actividad previa, como aquel deportista cuyos objetivos son más exigentes, logren alcanzar su propósito con buenas sensaciones y en los plazos de tiempo debidos”, explica el responsable del Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora San Rafael.

En el Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora San Rafael abordan esta readaptación funcional desde que ocurre la lesión hasta que el paciente deportista está en condiciones de volver a su actividad habitual y en el caso de que así lo haga, competir a un nivel similar previo a sufrir la lesión, si se trata de un nivel óptimo para ello. “Se trata de un arduo camino que requiere del trabajo, esfuerzo y constancia por parte del paciente, que debe ser muy colaborativo y seguir las pautas establecidas por los profesionales, pero nuestro trabajo es cuidar de su bienestar poniendo el foco en la prevención y asistencia de nuevas lesiones, restablecer y desarrollar su salud deportiva y mejorar u optimizar el rendimiento del deportista”, asegura José María León.

Intervención tras cirugía de ligamento cruzado anterior

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior (LCA) es un tratamiento común en deportistas tras sufrir una lesión del mismo. La incidencia de las lesiones de LCA sin traumatismo es mayor en atletas de entre 15 y 40 años, y que participan en deportes donde se realiza gestos de pivote tales como fútbol, balonmano, pádel, esquí o patinaje. Cada año, sobre el 3% de los deportistas amateur sufren lesión de LCA, llegando en los de élite hasta el 15%. En mujeres, la probabilidad de sufrir lesión del LCA es de dos a ocho veces mayor que su equivalente en hombres, debido a la divergencia de los patrones neuromusculares durante y tras la pubertad.

En el Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora San Rafael se han intervenido en el último año a más de 90 pacientes, con una media de edad de 31 años. “El paciente, tras ser intervenido de esta lesión por el equipo de traumatología del Hospital San Rafael, y con las pautas específicas a considerar por nuestro equipo de fisioterapeutas tras el abordaje quirúrgico, comienza la andadura hacia la recuperación desde el primer día tras la intervención”, explica el responsable del centro. “Esta intervención multidisciplinar y en plena coordinación entre traumatología y nuestro equipo encargado del proceso rehabilitador, marca la diferencia y hace que la amplia experiencia y conocimientos técnicos de ambos servicios sean la base perfecta para obtener los mejores resultados en la recuperación del paciente”.

El caso de David, patinador desde hace 12 años

El caso de David de la Cruz, de 27 años, es un claro ejemplo de paciente que ha necesitado readaptación deportiva funcional tras sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior hace casi un año.
El pasado mes de abril fue intervenido por el equipo de traumatología del Hospital San Rafael en colaboración directa, durante y tras la operación, con los profesionales de su Centro de Fisioterapia y Medicina Rehabilitadora y tras dos o tres semanas, comenzó a acudir al centro de lunes a viernes para completar su proceso de rehabilitación. “Llevo patinando desde los 15 años, pero con esta lesión había perdido mucha musculatura tras casi un año lesionado y cargando el peso sobre la pierna derecha”, explica David.

Sin embargo, la evolución de David ha sido muy favorable, lo que le ha permitido una pronta reincorporación a sus hábitos de la vida diaria. “La cirugía fue todo un éxito y eso me permitió que el mismo día pudiera irme a casa y que una semana después ya pudiera estar andando con ayuda de las muletas”, cuenta el deportista.

El comienzo de la rehabilitación de la mano de los profesionales de la medicina rehabilitadora y fisioterapeutas ha conllevado una disminución de la inflamación tras la lesión, una mejora en la fuerza del paciente, mayor estabilidad y seguridad diaria, la desaparición del dolor y una vuelta a su vida diaria. “Me estoy recuperando mucho mejor de lo que tenía previsto y gracias a este tipo de rehabilitación específica, me siento seguro y confiado para volver al nivel previo para retomar mi pasión: el patinaje”, afirma el joven.

Una vez alcanzado los objetivos terapéuticos para desarrollar con normalidad su vida diaria, el centro ofrece la posibilidad de que el paciente pueda tener el acompañamiento personalizado de un fisioterapeuta en las fases posteriores de recuperación de mayor intensidad y trabajo específico enfocado a la actividad o deporte del paciente.

Tras recibir el alta, David tendrá de cuatro a seis meses por delante para continuar cumpliendo objetivos de la mano de los fisioterapeutas del centro a través de los ejercicios que los profesionales han establecido con el fin de que el paciente pueda volver al nivel óptimo previo a la lesión.







Se el primero en comentar

Deja un comentario