La hora preferida para padres e hijos durante la cuarentena

Todos los días a las 11, Patricia narra cuentos en Instagram para niños mientras que los padres aprovechan para tener reuniones de trabajo

Patricia del Castillo
Patricia del Castillo durante uno de sus cuentos en directo | Foto: Instagram @trastadasdemama
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Patricia Del Castillo es madre de dos niños. Es licenciada en Biblioteconomía, autónoma y, antes de que se decretara el estado de alarma, se dedicaba a la animación lectora en bibliotecas y centros educativos. Debido al cierre de los colegios para prevenir la propagación del coronavirus, lleva ya más de quince días sin trabajar fuera de su casa, pero eso no le ha impedido seguir haciendo lo que más le gusta: contar y explicar cuentos a los niños. Para ello, utiliza su cuenta de Instagram (@trastadasdemama), donde todos los días a las 11 hace un directo de entre 20 y 30 minutos para narrar historias y entretener a los más pequeños de la casa durante estos días de confinamiento.

Es la hora más deseada. Tanto hijos como padres esperan ese momento con gran inquietud. Los unos para escuchar una nueva historia e interactuar con otros niños aunque sea a través de una pantalla de móvil; los otros, para poder tener reuniones de teletrabajo mientras los más peques de la casa están entretenidos.

“Muchos papás me agradecen la iniciativa porque ellos pueden aprovechar más el tiempo de trabajo y a los peques les sirve para que se les abra un poquito más el mundo que se les ha cerrado de repente entre cuatro paredes y se les hace muy pequeño. Al principio y al final de las narraciones hablo un poquito con ellos. Y luego me dedico a contestar los cientos de mensajes que me llegan todos los días”, explica Patricia un poco abrumada por una situación que no se esperaba, pero que asegura que a ella también le está ayudando mucho para sobrellevar estos días que se hacen eternos sin poder salir a la calle. “Las familias me cuentan cada cosa tan bonita que a mí también me sirve para despejarme porque yo también estoy encerrada, porque saber que hay niños que han visto mis cuentos hasta 6 veces o que se saben de memoria la sintonía de entrada, para mí es muy emotivo.”.

Todo comenzó como una idea para que los niños a los que ella ya les narraba cuentos en persona, pudieran seguir escuchando cuentos nuevos y aprendiendo los cuentos de tradición oral “de toda la vida”. Sin embargo, reconoce que nunca pensó que la iniciativa fuera a tener tanta acogida. De hecho, su cuenta de Instagram ha pasado de tener 6.000 seguidores a más de 32.000. “Cuando yo empecé hace un par de años a lo mejor me veían 50 o 60 personas y ahora me ven 4.000. Es increíble. Me hablan desde Amsterdam, Escocia, desde Venezuela, Argentina, gente que está empezando ahora con la cuarentena… y, bueno, el objetivo es tener un espacio de reunión alrededor del cuento para niños desde 1 año hasta adolescentes que quieran unirse”, comenta.

Es importante recalcar que todos los cuentos que lee es con el visto bueno de las editoriales y de los autores a los que siempre pide consentimiento, con lo que su labor no termina cuando cierra el directo en Instagram, si no que lleva consigo un minucioso trabajo de investigación para ponerse en contacto con nuevos escritores y con sus editoriales. “En IGTV y en mi perfil de YouTube hago mis propias versiones de cuentos tradicionales de narración de toda la vida, que no tienen derechos de autor, pero creo que es importante velar por los derechos de autor, por lo que las historias que leo en directo son siempre con la autorización de las personas responsables”.

Y es que a la iniciativa #Telocuentoendirecto de Patricia se han sumado ya otras compañeras con la única pretensión de crear un espacio divertido alrededor del cuento y de la lectura para que las familias “tengan un momento de desconexión” que sirva para que los niños conozcan a nuevos escritores y que “quieran seguir leyendo y aprendiendo”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario