La historia de Granada contada a través del nombre de sus calles

La nomenclatura de las vías ayuda a conocer los relatos que hubo en ellas, algunas protagonizadas por los mismísimos Reyes Católicos

L'Alhambra de Grenade depuis le paseo del Padre Manjón
Las calles de Granada esconden historias y leyendas antiguas que cuentan acontecimientos de la ciudad | Foto: Antonio L. Juárez / Archivo GD
Juan Carlos Polo Villanueva
0

La histórica ciudad de Granada esconde en el nombre de sus calles una infinidad de secretos y misterios que ayudan a entender el porqué de dichas nomenclaturas. Algunas vías están repletas de referencias árabes, otras están influenciadas por la época de los Reyes Católicos. Gracias a esto se puede conocer mejor el pasado de la zona y cómo sus rincones han sido testigo del paso de las distintas civilizaciones.

GranadaDigital hace un repaso por algunas de las calles más emblemáticas y con nombres más curiosos de la ciudad nazarí y explica a qué se debe su nomenclatura.

Calle Beso

Según la leyenda callejera, en una de las casas situadas en esta calle, vivía un matrimonio con una hija a la que todos los vecinos adoraban. Una mañana, cuando su madre despertó, encontró a la niña fallecida, lo que transformó el barrio en un solo llanto. Al día siguiente, tras el velatorio y justo cuando el ataúd iba a clausurarse, la madre aproximó los labios a su hija y esta despertó lentamente.

La pequeña niña seguía viva y se demostró que lo que había sufrido era un episodio de catalepsia. Cuando se produce esto, el cuerpo entra en un estado inmóvil y sin aparentes signos de vida pese a estar consciente en todo momento. Desde ese momento, los vecinos del Albayzín llamaron a la calle, que antes se llamaba Conde de Cabra, la del Beso.

Esta calle cuenta la leyenda de una niña que 'resucitó' tras ser besada por su madre | Foto: Archivo

Calle Tablas

La calle Tablas, situada en las inmediaciones de la Plaza de la Trinidad, está ligada a la Conquista de Granada a manos de los Reyes Católicos, concretamente, a las Capitulaciones de Santa Fe. En este documento se reflejó, aparte de la convivencia entre moros y cristianos, las costumbres culinarias de cada religión. Mientras que los musulmanes tenían prohibido el consumo de cerdo, a los allegados a los reyes no se les permitía comer aves degolladas en las carnicerías de origen mudéjar.

Por eso se creó esta calle, para que los establecimientos de origen distinto quedaran separados. Recibió el nombre de calle de las Carnicerías de los Cristianos Nuevos, pero el uso de cajas y tablas de madera para guardar y exponer la carne derivó en el nombre de esta vía.

Calle Tablas recibe su nombre por las cajas y tablas de madera que se usaban para exponer y guardar la carne | Foto: Antonio L. Juárez / Archivo GD

Calle Alhóndiga

La calle Alhóndiga, situada en pleno centro de la capital granadina, tiene una historia que data de la época medieval. Su nombre se debe a que, en la zona, estaban situadas las alhóndigas o comercios de compraventa de productos durante la Granada antigua.

En el Medievo, el lugar era conocido por su gran importancia en el mercado de la seda. Actualmente, la calle Alhóndiga es una de las más reconocidas del Centro Comercial Abierto de Granada. Además, esta vía conecta con la Iglesia de la Magdalena y, desde ella, se puede llegar al Aljibe de San Miguel, cuyo arco data de la época romana.

En esta vía, estaban situadas las alhóndigas de compraventa de productos | Foto: Archivo

Paseo de los Tristes

El Paseo de los Tristes es una de las calles más bonitas y conocidas de la ciudad de Granada. Situado en pleno Valle del Darro, entre las colinas de La Alhambra y el Albayzín, la zona es ideal para sentarse en sus bancos de piedra y observar el paisaje a orillas del río Darro.

Su nombre oficial es Paseo del Padre Manjón, anteriormente Puerta de Guadix. Fue en el siglo XIX cuando comenzó a denominarse Paseo de los Tristes dado que la calle conducía al Cementerio de San José. El acceso al camposanto se hacía a través de la Cuesta de los Chinos y el cortejo fúnebre atravesaba toda la zona. En muchas ocasiones, el cortejo despedía a los difuntos en este lugar, de ahí la nomenclatura.

El Paseo de los Tristes recibe su nombre debido a que por esta vía transcurría el cortejo fúnebre hacia el Cementerio de San José | Foto: Antonio L. Juárez

Camino de Ronda

Camino de Ronda es la calle más larga de Granada y bordea la parte oeste de la ciudad antigua. Cuenta con más de tres kilómetros de longitud, cuatro calles destinadas al tráfico y amplias aceras con carril bici a ambos lados.

La vía recibe su nombre debido a que conectaba con el municipio homónimo malagueño. Ronda viene de su sentido de dar un rodeo a parte de los límites de la ciudad, tras vivir una época en la que se la podía considerar una circunvalación exterior de la capital. Sus vecinos aún recuerdan su anterior nombre: 'La Redonda'.

Camino de Ronda se llama así por ser la vía de conexión que unía Granada y el municipio malagueño de Ronda | Foto: Antonio L. Juárez /Archivo GD







Se el primero en comentar

Deja un comentario