El último de una estirpe en Granada

Felipe Luque, que conserva su tienda de hilados en el Realejo, mantiene una tradición familiar que se remonta a 1790