La hermandad de San Agustín confía en celebrar en septiembre el V Centenario de la realización de la talla

El Hermano Mayor, Vicente Molina, cree que la suspensión de las estaciones de penitencia debe ser una oportunidad para dar a conocer el trabajo que hacen las corporaciones durante el año

ENTREVISTA VICENTE MOLINA DIRECTOS GD
El Hermano Mayor de San Agustín, Vicente Molina, durante su entrevista con Juanjo Ibáñez | Edición de vídeo: Daniel Bayona
Juanjo Ibáñez | @bomarzo
0

Cada año, la Semana Santa de Granada nos regala una efeméride sobre la que gira la vida cofrade de ese curso. Puede ser la coronación canónica de alguna de nuestras titulares marianas (la Esperanza fue la última en obtener dicho rango en 2018); otro, como 2017, fue el centenario de la decana, la cofradía del Vía Crucis. Este, el hecho a celebrar nacía del convento del Santo Ángel, en la calle San Antón, sede canónica de la hermandad del Santo Cristo de San Agustín. La talla, atribuida a Jacobo Torni, cumple 500 años y, con tal motivo, la Junta de Gobierno de la cofradía, presidida por Vicente Molina, trabaja desde hace tres años en la organización de un ingente calendario de actividades que la irrupción inesperada del Covid-19 ha dejado, en buena parte suspendidas a la espera de que esta situación de confinamiento cese.

Más allá de la presentación del cartel anunciador del centenario y la del calendario de actividades, ambas desarrolladas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento durante los meses de enero y febrero, poco más se ha podido avanzar. Como ha comentado Molina durante la entrevista en directo celebrada en el canal de Instagram de GranadaDigital, “el confinamiento nos ha impedido la celebración de dos actos muy importantes que teníamos previsto celebrar el Viernes de Dolores y el Domingo de Ramos, y también la presentación de un libro sobre la historia del Cristo, que hubiera tenido lugar el pasado mes de marzo”, por lo que los cofrades de San Agustín se han quedado con la miel en los labios.

Por esa razón, el hermano mayor confía en que, si la crisis sanitaria remite, la paulatina vuelta a la normalidad que necesariamente tendrá que afrontar la ciudad “permita la celebración del conjunto de actividades que se habían diseñado para los meses de septiembre y octubre”, entre las que destaca la Eucaristía que tendrá lugar en la Catedral y que sería presidida por la talla centenaria, y la entrega de la medalla de oro de la ciudad, concedida por el Ayuntamiento de Granada el pasado mes de enero, además de las que, suspendidas durante estos días, se puedan llevar a cabo en el último trimestre del año.





Se el primero en comentar

Deja un comentario