Guille Rubio deja el Covirán tras aprobar las oposiciones a la Policía Nacional

El catalán abandona el baloncesto tras más de 20 años y 63 partidos como rojinegro para desempeñar sus nuevas funciones como agente

Guille Rubio
La Fundación ha querido despedirse de Guille Rubio con una emotiva creatividad. | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

“Guille Rubio recibió el pasado lunes una de las mejores noticias del año: su aprobado en las oposiciones para Policía Nacional. Es por ese motivo por el que abandona la práctica del baloncesto profesional, al que llevaba ligado durante más de 20 años”. De esta original forma ha querido despedirse el Covirán Granada del catalán, que la temporada que viene no vestirá la elástica rojinegra, la que ha defendido durante los últimos 63 partidos de su carrera deportiva. En el equipo dirigido por Pablo Pin ha permanecido dos temporadas en las que no se ha perdido ningún choque, la última de ellas mientras preparaba las oposiciones.

En los 63 encuentros que ha disputado con el conjunto rojinegro, Guille Rubio ha sido siempre una pieza imprescindible para Pablo Pin. El interior ha sido uno de los baluartes de la plantilla tanto dentro como fuera de la pista. El catalán ha firmado dos temporadas de ensueño en el debut del Covirán Granada en LEB Oro.

Durante el primer año hizo soñar a la ciudad de la Alhambra con la clasificación para la ‘final four’ por el ascenso a ACB. Guille Rubio promedió 11’9 puntos, 6’7 rebotes, 4’7 faltas recibidas y 15 de valoración por encuentro. En la campaña interrumpida por el confinamiento el rojinegro calcó prácticamente sus cifras.

Guille Rubio anotó 10’8 puntos con un 46% de acierto en el tiro y un 85’7% en el tiro libre. Además, redondeó sus actuaciones con 6’2 rebotes, 1’8 asistencias, 4’3 faltas recibidas y 15’1 de valoración.

Sus mejores actuaciones de la última temporada llegaron casi de forma consecutiva y lo hicieron en forma de MVP de la jornada en LEB Oro. En la fecha 18 del campeonato liguero Guille Rubio se fue hasta los 36 de valoración gracias a sus 20 puntos, 9 rebotes y 7 faltas recibidas en el partido disputado ante el Delteco GBC.

Era complicado mejorarlo, pero Guille Rubio lo consiguió en la jornada vigésimo tercera de LEB Oro. El Coviran Granada consiguió su última victoria de la temporada ante el B the Travel Brand Mallorca-Palma por 68-67 con 21 puntos, 9 rebotes, 5 recuperaciones, 7 faltas recibidas y 37 de valoración del catalán.

El exjugador alcanzó el cénit de su carrera hace 11 años, ya que recibió la llamada de la selección española para participar en la gira de preparación del Eurobasket que se disputaba ese año. Guille Rubio cuenta con una dilatada experiencia en el baloncesto nacional, ya que acumula la espectacular cifra de 288 encuentros en la liga ACB. En la máxima categoría jugó en Manresa, Unicaja de Málaga, Lagún Aro GBC, Estudiantes y Cajasol.

Con el conjunto catalán disputó su mejor partido al anotar 34 puntos y sumar 37 de valoración en la victoria de su equipo por 122-117 ante el FC Barcelona en un choque que necesitó de cuatro prórrogas para dilucidar el vencedor.

Guille Rubio consiguió un ascenso y una Copa Princesa con el CB Breogán antes de llegar a la ciudad de la Alhambra. Además, en categorías FEB el interior ha formado parte también de las plantillas de Manresa, Vic, Valls, Plasencia y Valladolid. Rubió probó suerte también las ligas de Grecia y Letonia.

Guille Rubio ha demostrado un compromiso y una actitud ejemplares durante sus dos temporadas en Granada. Aquí ha sido un referente para la afición rojinegra, que tardará en olvidar su casta, coraje, experiencia, saber estar y calidad sobre el parqué, además de su excepcional forma de ser y comportamiento con el público fuera de la pista.

El club ha destacado en su despedida tanto la faceta humana como la profesional del catalán: “Es una persona ejemplar y un profesional inmejorable”.

“La retirada de Guille Rubio genera un doble sentimiento. Por un lado, es una pena no poder seguir disfrutando de su juego y su profesionalidad, pero ha sido por un gran motivo. Se ha sacrificado muchísimo este año y ha podido estudiarse una oposición y sacar su plaza. Para nosotros tener jugadores tan profesionales y sacrificados ha sido un ejemplo siempre. Me parece un gran motivo para retirarse. Ya le he dado la enhorabuena y le deseamos lo mejor”, ha resaltado Pablo Pin.

Por su parte, el presidente de la Fundación, Óscar Fernández, ha asegurado que ha sido “todo un honor” contar durante dos campañas “con un jugador de su clase y experiencia. Lo ha dado todo sobre la pista y ha hecho hacer más grande al club. Ha conseguido enseñarnos cómo crecer”.

“Es un motivo de alegría que haya aprobado las oposiciones y tenga el futuro asegurado. Creo que se pierde a un magnífico jugador de baloncesto, pero se va a ganar a un excepcional policía. Ha sido una satisfacción enorme haber disfrutado de él en el Palacio de Deportes”, ha apostillado.

Rubio también ha querido decir adiós con una carta abierta a la afición:

Hasta aquí he llegado. Esta es mi parada.

Han sido muchos años juntos, pero es hora de que tomemos caminos diferentes. Recuerdo cómo nos conocimos por casualidad y cómo fuiste poco a poco seduciéndome.

Te debo gran parte de lo que soy, por todo lo que me has transmitido durante todos estos años. Me considero mejor persona por cada uno de los valores que he respirado a tu lado. Me has hecho vivir situaciones de enorme felicidad y alegría, pero también me has mostrado el otro lado de la moneda, conociendo de cerca qué es la frustración y la decepción.

Han sido años increíbles y mucho mejores de lo que yo jamás pude imaginar. Me has dado la posibilidad de poder estar en lugares que probablemente nunca habría conocido y me hubiese perdido su magia. De todas las personas que he podido conocer en este viaje, que han sido muchas, y me llevo un pedacito de cada una de ellas para mí. No sé cómo devolver todo el cariño que he sentido de todos vosotros, solo puedo daros las gracias de corazón.

Todo esto no habría sido posible sin el esfuerzo de mi familia.

A la persona que más quiero, Daniela. Tú has sido la mayor victoria de mami y papi. Eres el motor de nuestras vidas y por la que luchamos cada día. Con una sonrisa, una caricia o un beso tuyo nos haces sentir la suerte que tenemos por ser tan especial. Te quiero Dani.

Y sobre todo a ti, María. Por tu fuerza, por ser mis manos y mis pies, por saber qué decirme en cada momento, por ayudarme a levantarme cuando estaba más bajo o sacarme una risa solo como tú sabes. Gracias por haberte cruzado en mi vida porque sin ti, nada de esto habría tenido sentido. Te amo Mivi, siempre juntos.

Gracias mamá y papá. Por estar siempre ahí, por esas palabras o esos abrazos en la distancia que sentía tan cerca. Solo puedo deciros que os quiero y sois los mejores padres del mundo.

Ahora empiezo un nuevo camino con retos y desafíos que voy a afrontar con la máxima ilusión y con las mismas ganas que he sentido todo este tiempo, disfrutando cada instante que hemos compartido juntos.





Se el primero en comentar

Deja un comentario