La Guardia Civil detuvo en Granada a 322 personas con requisitorias durante 2020

La mayor parte se han producido en los numerosos puntos de identificación y vehículos que el Instituto Armado realiza a diario

Guardia Civil 5 - Carlos G.
Un agente de la Guardia Civil | Foto: Archivo / Carlos Gijón
Europa PressEuropa Press
0

Durante el 2020, la Guardia Civil ha detenido a 322 personas en la provincia de Granada que estaban en requisitoria por juzgados de toda España por diferentes delitos o para que ingresaran directamente en prisión a cumplir condena.

El mayor número de controles de personas y vehículos llevados a cabo por la Guardia Civil durante el año pasado tras la declaración del estado de alarma en España por la pandemia de la Covid-19 ha provocado que el número de requisitoriados detenidos haya aumentado un 15% el año pasado, pues si en 2019 se detuvieron a 280 personas reclamadas judicialmente, en 2020 han sido 42 más, según concreta la Benemérita en una nota de prensa.

A lo largo del servicio diario, uno de los cometidos habituales de las patrullas de la Guardia Civil es el de detener a delincuentes y personas requisitoriadas, es decir a los procesados rebeldes sobre los que hay dictada una orden de búsqueda, localización y detención, ya sea para presentarlos ante la autoridad que los reclama o para que ingresen en prisión.

La mayor parte de estas detenciones se producen en los numerosos puntos de identificación de personas y vehículos que la Guardia Civil realiza a diario a cualquier hora del día en toda la provincia de Granada.

Otras detenciones, sin embargo, son consecuencia de investigaciones de delitos graves. Sirva como ejemplo dos de las detenciones más importantes que la Guardia Civil realizó el año pasado, la de dos conocidos delincuentes de Pinos Puente a los que se les buscaba, entre otras cosas, por un homicidio doloso en grado de tentativa perpetrado en Albolote (Granada) en febrero de 2020.

La primera de estas detenciones ocurrió el 27 de marzo. El detenido era un peligroso delincuente de 24 años con numerosos antecedentes policiales. A este joven se le detuvo como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad con resultado de lesiones después de que intentara atropellar a un guardia civil en un control que se había desplegado a la salida de Pulianas; de un delito de allanamiento de morada; de detención ilegal; de un delito contra la seguridad de tráfico por conducción temeraria y por cuatro requisitorias judiciales, una de la cuales ordenaba su ingreso en prisión para cumplimiento de condena.

La segunda detención tuvo lugar el pasado 21 de diciembre en la barriada de Las Flores de Pinos Puente. Los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Granada consiguieron detener al delincuente más buscado de la provincia de Granada, un peligroso individuo de veintisiete años de edad que estaba reclamado por catorce juzgados: cuatro reclamaban su localización; nueve su detención y presentación y el Juzgado de lo Penal número 6 de Granada ordenaba su detención e ingreso en prisión para cumplir condena. La Guardia Civil, no obstante, también lo detuvo como presunto autor de varios tiroteos con tentativa de homicidio y por varios ‘vuelcos’ de marihuana.

La Guardia Civil también destaca la detención del 19 de septiembre, tras una peligrosa persecución por los tejados de un grupo de viviendas adosadas de Ogíjares, de un peligroso delincuente de 28 años al que se le buscaba por estar en requisitoria por cuatro juzgados granadinos, uno de los cuales ordenaba su reingreso en prisión por no haber regresado a la cárcel tras disfrutar de un permiso.

La Guardia Civil también lo buscaba por agredir a su compañera sentimental en Pinos Puente; por cuatro robos con violencia perpetrados en Atarfe, Puerto Lope, Fuente Vaqueros y Pinos Puente; por dos robos de uso de vehículo a motor y por dos robos con fuerza perpetrados en bares de Peligros y Atarfe.







Se el primero en comentar

Deja un comentario