La Guardia Civil detiene al segundo autor de la muerte a puñaladas de un vecino de Órgiva en 2018

Ha sido posible gracias a las pruebas de ADN realizadas a unos pantalones que se encontraron en la vivienda del primer detenido

Guardia-Civil-2-1010x568
Vehículo de la Guardia Civil | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil, en el marco de la operación Benizarte, ha detenido en Órgiva a un joven de 25 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto coautor del homicidio de un hombre sucedido en ese municipio en septiembre de 2018.

Por ese delito la Guardia Civil detuvo al día siguiente a un joven que en el momento del hecho contaba con 28 años de edad, y que desde entonces está ingresado en la prisión de Albolote.

Cuando se inicia esta investigación la Guardia Civil ya sospechó que una segunda persona había participado en el crimen y por ello realizó dos registros domiciliarios, uno en el cortijo donde vivía el primer detenido y otro en el del joven ahora detenido, entonces sospechoso. En estos registros, se encontraron dos pantalones manchados de sangre y el primer detenido dijo que eran suyos para, supuestamente, proteger al segundo.

El Equipo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada envió la ropa encontrada en los registros al Departamento de Biología de la Dirección General del Cuerpo. Los resultados del informe pericial confirmaron a los investigadores que más de una persona había participado en el homicidio. Los agentes del Equipo de Homicidios pidieron entonces al Departamento de Biología un estudio ampliatorio de esta prendas para confirmar mediante la obtención de un perfil genético la participación del joven ahora detenido en el crimen, y este nuevo estudio lo ha confirmado.

Por último, los agentes han realizado aún otra prueba pericial en el Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada y han conseguido determinar que uno de los dos pantalones intervenidos pertenecía al primer detenido y el otro pantalón al segundo. Los dos jóvenes detenidos quisieron robarle una planta de cannabis sativa al fallecido para fumársela después y se encontraron con él en el cortijo, se enzarzaron en una pelea y acabaron apuñalándolo. La víctima murió inmediatamente y los dos detenidos huyeron.

El primer detenido se entregó a la Guardia Civil al día siguiente del homicidio; mientras que el segundo detenido fue puesto a disposición del juzgado de Órgiva ayer como presunto autor de un delito de homicidio, de un delito de robo con escalo y de un delito contra la salud pública. Ya ha ingresado en la prisión de Albolote.





Se el primero en comentar

Deja un comentario