La Guardia Civil detiene a un individuo tras robar en una fábrica de Pulianas

El ladrón fue atrapado en Armilla donde sufrió un accidente al colisionar contra una señal de tráfico, mientras trataba de huir al ver a los agentes cerca de su domicilio

guardia civil agente
Alertada la Guardia Civil del robo, los agentes de Armilla se desplegaron en torno al domicilio del sospechoso | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de cuarenta años de edad, sin antecedentes policiales, después de que perpetrara un robo en una fábrica de Pulianas y en la huida chocara contra una señal de tráfico en Armilla.

El robo se produjo este pasado 19 de septiembre. Un vigilante de seguridad de una fábrica del municipio de Pulianas sorprendió a un individuo dentro de la nave robando cable de cobre y vio cómo este huía después en un turismo del que tomo buena nota de la matrícula para informar a la Guardia Civil.

El detenido sobre las 15:00 horas, saltó la valla perimetral de la empresa, rompió después el sistema de alarma, forzó una reja y rompió una ventana para finalmente acceder a la nave y sustraer una manguera eléctrica valorada en 500 euros. El ladrón no pudo apoderarse de nada más porque fue sorprendido por el vigilante de seguridad, que había acudido comprobar la señal de robo que se había producido cuando aquel manipuló la alarma.

Alertada la Guardia Civil del robo, los agentes de Armilla se desplegaron en torno al domicilio del sospechoso, del que los agentes habían averiguado dónde vivía por la matrícula que había facilitado el vigilante de la empresa llamando al teléfono de auxilio inmediato de la Guardia Civil, el 062..

El presunto ladrón al ver a los agentes cerca de su domicilio intentó huir y en la huida chocó contra una señal de tráfico. Allí fue interceptado por los agentes y detenido como presunto autor de un delito de robo. La Guardia Civil recuperó después la manguera robada en el maletero del coche accidentado.

Desde el año 2006 la Guardia Civil ha realizado un importante esfuerzo para optimizar su relación con el sector de la seguridad privada en beneficio de la seguridad ciudadana.

El ‘Plan Coopera’ fija el modelo de relación entre la Guardia Civil y la seguridad privada: define los canales de comunicación que faciliten esta relación, establece el intercambio bidireccional de información y los contenidos de las informaciones que deben intercambiarse, y potencia el apoyo operativo mutuo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario