Guadahortuna y Albuñol, entre los pueblos andaluces con las tasas de pobreza más alta

La población en riesgo de exclusión social de Granada supone un 14,18% del total de la comunidad autónoma, según el informe anual de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza

guadahortuna
Municipio de Guadahortuna | Foto: Archivo GD
María Soldevilla MéndezMaría Soldevilla Méndez
0

La población en riesgo de exclusión social de Granada supone un 14,18% del total de Andalucía, según ha informado la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN).

Estejueves, 17 de octubre, es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Con motivo de este día, se ha celebrado este miércoles una rueda de prensa en la que se han comunicado los datos provinciales pertinentes.

En base a las últimas estadísticas, publicadas por el Atlas de Distribución de Renta de los Hogares (ADRH), existen dos municipios granadinos con la tasa de pobreza más alta de Granada y una de las más altas de Andalucía, según la renta. El primero es Guadahortuna con un 53,3%, seguido de Albuñol, que cuenta con un 55,2%. Como ha explicado Sylvia Koniecki, directora de Granada Acoge, “estos datos son solo una aproximación ya que la renta no es el único factor, si le sumamos los otros dos indicadores de la tasa Arope, estaría cerca de duplicar la cifra”.

Las personas más vulnerables que se ven afectadas por la situación de pobreza y exclusión social en la provincia son, principalmente, las mujeres, las familias monomarentales, los menores, las personas migrantes y aquellas con diversidad disfuncional.

En el caso de la pobreza infantil, los municipios más afectados son Iznalloz con un 68% (lo que implica 1175 menores de 18 años en esta situación) y, de nuevo, Albuñol con un 69,9.

En cuanto a la brecha salarial en Granada, el salario medio anual de las mujeres es de 13.500 euros frente a los 16.500 del salario medio masculino. Esto supone, por un lado, una brecha salarial casi del 22% y, por otro, una diferencia para las mujeres asalariadas de unos 3000 euros menos que los hombres. Sin embargo, respecto al 2017, la tasa de paro ha disminuido en cinco puntos para los hombres y uno para las mujeres.

Por último, se ha proporcionado la cifra total de población extranjera que reside en la provincia de Granada, que ha aumentado ligeramente, de 74.000 a 85.000 personas. Pero, como ha destacado Sylvia Koniecki: “La presencia de población inmigrante no está necesariamente vinculada con pobreza, no estigmaticemos a colectivos”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario