El Granada suma un punto a la causa (0-0)

Empate sin goles entre un Celta inocuo y un Granada al que le faltó suerte tras un encuentro donde imperó la igualdad

Granada CF - Celta de Vigo
Vallejo pugna con Santi Mina por un balón | Foto: Antonio L. Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Granada y Celta empatan a todo en un choque marcado por una igualdad que pudo haberse hecho añicos con un balón que se paseó por la línea de gol tras un cabezazo de Puertas. El Celta, incapaz de hacer daño a Rui Silva, dio por bueno el botín obtenido.

Con un once cargado de novedades se presentaba el Granada ante el Celta esta fría noche de sábado con la mente puesta en la del jueves ante el Athletic Club. La frialdad reinante en el ambiente se trasladó al verde y el partido, salvo momentos puntuales, tendió a la igualdad absoluta entre ambas escuadras.

El Celta trató de adueñarse del balón y dominar en tres cuartos, pero muy pronto el Granada se rehízo y comenzó a controlar mejor los compases del partido con todos los registros posibles. Eso sí, las mejores ocasiones fueron sin duda rojiblancas, con un Yangel Herrera muy participativo en fase ofensiva. El venezolano ensayó un disparo que se fue alto en el 40’ después de una buena escalada por la banda de José Antonio Martínez. Fue la primera acción clara de un choque en el que las defensas se impusieron.

La mejor del primer acto la protagonizó, quién si no, Roberto Soldado. El ariete nazarí remató de semi-volea un servicio desde la derecha y a punto estuvo de adelantar a los suyos justo antes de encarar el camino de vestuarios.

La segunda parte tuvo un ritmo idéntico a la primera: se pasó del tedio a la tensión con un final de partido que ganó en electricidad a base de algunos chispazos aislados.

Uno de ellos lo protagonizó Murillo, el ex rojiblanco que volvía a la que fue su casa. El colombiano remató de cabeza y estuvo cerca de sorprender a Rui Silva en la mejor ocasión gallega del duelo. Poco después, Fede Vico lanzó magistralmente una falta directa desde 20 metros y su zurdazo se marchó rozando el palo izquierdo de Rubén Blanco. Habría sido uno de los goles de la jornada.

Llegando al 85’ se produjo la acción clamorosa de la noche que pudo haber volteado el encuentro, y de qué manera. Dimitri Foulquier, incombustible por banda derecha durante todo el encuentro, se plantó casi en el área tras cabalgar con espacios y puso un centro milimétrico hasta la cabeza de Antonio Puertas, que atinó a rematar picado y ajustado, tanto que su balón tocó en un palo, se paseó por la línea de gol, tocó en el otro palo y se marchó como si nada hubiera pasado. Los más de 15.000 rojiblancos que se dieron cita en Los Cármenes se tiraban de los pelos lamentándose por la oportunidad perdida.

El Celta se animó algo en los minutos finales siempre apoyado en Iago Aspas, omnipresente y ampliamente abucheado por el respetable nazarí, pero se siguió mostrando incapaz de atravesar el muro granadinista. El Granada, por su parte, lo siguió intentando hasta el final como siempre, pero esta vez no se alineó con la fortuna.

Un punto más con un equipo plagado de suplentes, ya son 37 y a pensar en el jueves.

Ficha técnica

Granada CF: Rui Silva, Vallejo, Domingos Duarte, José Antonio Martínez, Foulquier, Köybasi, Yangel Herrera, Yan Eteki (Azeez, 56’), Fede Vico (Machís, 73’), Vadillo (Puertas, 62’) y Soldado.

RC Celta de Vigo: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Murillo, Araújo, Olaza, Yokuslu, Fran Beltrán, Rafinha, Pione Sisto (Bráis Méndez, 70’), Iago Aspas y Smolov (Santi Mina, 56’).

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité balear). Amonestó a Fede Vico, Yangel Herrera y Soldado por el Granada CF, así como a Araújo, Pione Sisto, Iago Aspas, Hugo Mallo y Sergio Álvarez (banquillo) por el RC Celta de Vigo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada número 26 de LaLiga Santander disputado en el Estadio de Los Cármenes ante 15.877 espectadores (cifra oficial).



Se el primero en comentar

Deja un comentario