Granada recibe el domingo una maratón peculiar: 42 kilómetros cuesta abajo

La prueba arranca en la Hoya de la Mora, a 2605 metros de altitud, y termina en el Paseo del Salón, a 673

Maratón
Cartel anunciador de la prueba que avisa del importante desnivel que se va a descender | Foto: FB de Albatros Adventure Marathons
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Casi todo el mundo ha oído hablar del Festival del Queso Rodante, que se celebra cada mayo en la colina de Cooper, en una pequeña localidad inglesa llamada Brockworth. La historia consiste en que alguien echa a rodar desde lo más alto un queso de casi cuatro kilos y los participantes se lanzan a por él por una pendiente vertiginosa. Gana quien consiga agarrarlo o quien se quede más cerca de hacerlo, porque desde luego no es nada fácil.

Más seria, pero con un punto en común, es la prueba que va a tener lugar este domingo 22 se septiembre en Granada. Se trata de una maratón (es decir, una prueba de poco más de 42 kilómetros) que tiene la particularidad de que los corredores van todo el tiempo cuesta abajo.

Comienza a las ocho de la mañana en la Hoya de la Mora, a 2.605 metros de altitud, y finaliza en el Paseo del Salón, a 673. Es decir, 1.932 metros de desnivel, con una pendiente media del 4,6%. Todo un desafío, sobre todo para las rodillas, que son las que más sufren en circunstancias así.

La carrera la organiza Albatros Adventure Marathons, una empresa de Dinamarca especializada en competiciones diferentes y originales. Ha llevado corredores a hacer una maratón en la Gran Muralla China, en el Círculo Polar, en el Desierto de Petra o en una reserva africana en la que los participantes estaban literalmente rodeados por cebras, jirafas y antílopes.

Según consta en la página web y en la red social Facebook de Albatros Adventure Marathons, la competición arrancará a las ocho de la mañana y el objetivo es que los más rápidos inviertan menos de dos horas en completar el recorrido. Eso significaría un récord mundial de maratón, que ahora está en poder del atleta de Kenia Eliud Kipchoge, con 2,01,30. Aunque lógicamente, si alguien lo bate no será homologado porque cuesta abajo, se supone, se va más rápido. Los organizadores sí quieren que la prueba conste en el Libro Guinness de los Records, seguramente en el apartado «más personas juntas corriendo cuesta abajo».

Albatros Adventure Marathons cree que en esta primera edición (porque anticipa que habrá más) se podrán dar cita unos 500 participantes. La idea es que eso sirva de estímulo para que, el año que viene, vengan mil. Y entonces se pulverizará la marca del Libro Guinness de ahora, claro.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario