Granada inicia la semana con el objetivo de rebajar su tasa de incidencia

La capital se encuentra muy cerca de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días

Ciudadanía Carlos Gijon _-56
Ciudadanos en las calles de la capital | Carlos Gijón
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

Granada empieza una nueva semana con un nuevo paquete de medidas con el mismo objetivo de los últimos meses: frenar el Covid-19. La exigencia de la tercera ola de la pandemia es mucho mayor que en las anteriores, al menos así lo han indicado en los últimos días los representantes políticos. El máximo responsable del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, anunció el pasado viernes las nuevas normas: las tasas mayores de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días son carne de cierre perimetral, mientras que las que superan los 1.000 ven su actividad no esencial cerrada. La capital de la provincia debe rebajar su ritmo de contagios para no incurrir en el primer caso.

Ritmo creciente

La tasa actual de Granada capital en los últimos 14 días es de 470,6 casos por cada 100.000 personas. El inicio de 2021 ha aumentado los casos de manera exponencial. Esta dinámica es, por desgracia, ya conocida por toda la población, pero hay insistencia desde la política y los profesionales sanitarios en que vienen meses complicados. Esperar a que las medidas surtan efecto es un camino arriesgado, ya que estas necesitan siempre un tiempo mínimo para empezar a funcionar. Es reseñable que el área metropolitana de Granada ya está muy castigada por el virus.

Superar la línea roja marcada por la Junta implica el riesgo de que la capital vuelva a estar de nuevo cerrada perimetralmente. Esta circunstancia es especialmente compleja para el distrito principal debido al flujo de personas que entran y salen a diario de este. La Junta advirtió que revisaría las medidas cada semana. Este aspecto está muy presente en el imaginario de la actividad no esencial, que tiembla sólo con pensar en volver a un cierre total.

La llave vuelve a estar en el mismo punto de siempre: en la responsabilidad individual de cada persona. Granada vuelve a enfrentar una situación complicada que puede ir a peor, pero también a mejor. Toca dar un paso adelante.







Se el primero en comentar

Deja un comentario