Granada, epicentro del desarrollo de la Inteligencia Artificial en España | Galería

Pedro Sánchez y Pedro Duque presentan en la ciudad la Estrategia Española para la Inteligencia Artificial en I+D+I

Nacho Santana | @NachoSantana_27
0

Todos los ojos del panorama científico español y parte del europeo estaban puestos hoy en Granada. La ciudad de la Alhambra ha acogido la presentación de la Estrategia Española para la Inteligencia Artificial en I+D+I, un acto que supone el primer paso para elaborar la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, documento en el que colaborarán once ministerios diferentes y cuya finalización se espera este mismo año.

Al evento han acudido personalidades como Paco Cuenca, alcalde de Granada; el profesor de la Universidad Pompeu Fabra, Luc Steels; el director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial, Ramón López de Mántaras; la vicerrectora de Investigación e Innovación de la Universidad Politécnica de Madrid, Asunción GómezPérez; la doctora de la Universidad de Barcelona, Itziar Lecuona, y el director de la empresa de aprendizaje automático BIGML, Francisco Martín. Junto a ellos, han estado presentes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

En estas jornadas, se busca encontrar la fórmula para exprimir el potencial de la inteligencia artificial (IA) con fines éticos. Tal es la influencia de esta tecnología que se espera que tenga «un impacto enorme en la sociedad», según ha indicado Luc Steels, que asegura que «ha crecido mucho en un espacio de tiempo muy pequeño». Así pues, el profesor de la Universidad Pompeu Fabra ha querido explicar qué es la inteligencia artificial, para lo que ha comenzado por definir la inteligencia como «la capacidad de tomar mejores decisiones». Extrapolando esto a la ingeniería, ha definido la IA como «construir sistemas que permitan a los humanos tomar mejores decisiones», o lo que es lo mismo, «elegir el mejor camino para ir de A a B». 

Sin embargo, no se puede entender la ingeniería sin la ciencia. Es por ello que Steels ha añadido otra variante para afirmar que «la inteligencia artificial tiene un lado científico que le hace entender cómo emerge y opera, no solo se trata de construir sistemas de información, sino que también pueden ser autónomos y es necesario entender cómo pueden serlo desde el punto de vista científico». Ante esta definición más completa, ha asegurado que la IA «no va sobre hacer sistemas imposibles de distinguir de los humanos, ni de simular el cerebro o la mente humana». «No quieres simular el vuelo de un pájaro, solo entenderlo», ejemplificaba Luc Steels, «la IA está para ayudar a los humanos a tomar mejores decisiones, no para sustituirlos, la máquina puede ayudarnos, pero no va a ser superior en inteligencia». 

Además, durante estas jornadas también se han compartido opiniones acerca de los dos tipos de inteligencia que posee la IA: una basada en la experiencia y la otra basada en el conocimiento mediante datos. Esta última fue la que surgió con el nacimiento de la inteligencia artificial en la década de los 50, según se ha explicado durante el congreso, mientras que el ‘boom’ de los 80 la popularizó todavía más. Por otra parte, el área de la experiencia se logra potenciar mediante ‘machine learning’. Luc Steels afirma que se debe mantener un balance que forme el híbrido necesario para refinar al máximo la IA. 

En lo referente a España, el profesor de la Universidad Pompeu Fabra ha asegurado que el país tiene «un excelente programa de inteligencia artificial», por lo que estima que «no hay razón por la que España no pueda liderar la inteligencia artificial mundial». Además, ha señalado como fortalezas para ello el lenguaje -el español es la segunda lengua más hablada del mundo-, el número de startups y la investigación, donde ha destacado la labor de Granada. 

La ética, protagonista en el desarrollo

Los aspectos éticos son muy importantes a la hora de trabajar en el avance de la inteligencia artificial. No solo se debe buscar la mejor manera de que este progreso de la tecnología esté al servicio de la humanidad, sino que también se deben estudiar formas de asegurar que llega a todo el mundo, sin generar más desigualdad o eliminar ciertos perfiles, por lo que las jornadas han dedicado también parte de su tiempo a debatir sobre este aspecto. «Tenemos que determinar la felicidad de la sociedad y, por tanto, el umbral de riesgo de la tecnología», señalaba al respecto Itziar Lecuona.

Otro de los puntos que se han debatido es el motivo por el cual esta tecnología no se ha adaptado todavía a las pymes, que conforman la mayor parte del tejido empresarial español. Esto se debe, según se ha debatido durante estas jornadas, los progresos van tan deprisa que es difícil seguirlos, por lo que pronto queda obsoleto. En España, según indicaba Ramón López, la adopción de la inteligencia artificial en el sector privado no llega al 10%, algo que en parte se debe a que «hay escasez de personas preparadas en este terreno». 

Precisamente por esta falta de preparación, las jornadas también han tratado temas como la adaptación de los estudios a las nuevas tecnologías, de manera que permitan que todo tipo de perfiles adopten las disciplinas necesarias para poder aplicar al comercio español los avances que se están produciendo en esta materia. 

 Una estrategia con seis prioridades

La Estrategia Española de I+D+I en Inteligencia Artificial presentada hoy está basada en seis aristas que no solo aseguran el presente del progreso tecnológico, sino que también velan por un futuro saludable

El primero de estos seis ejes sobre los que se articula es formar una estructura organizativa que permita desarrollar un sistema de I+D+I en IA y valorar su impacto; seguido de esto, se buscarán áreas estratégicas donde desarrollar estas actividades, destacando la aplicación de la IA para la sociedad y la economía. La tercera prioridad pasa por definir y desarrollar acciones que permitan la transparencia de conocimiento; mientras que la cuarta consiste en desarrollar un sistema que fomente la formación en IA, asegurando que se cuenta con el conocimiento necesario para aplicarla. Tras esto, se buscará formar un ecosistema digital de datos, seguido de analizar la ética.

«Granada es modelo de querer ser mejor»

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha puesto en valor la capacidad de la ciudad para querer progresar. «Granada tiene todo lo que se necesita para ser un atractivo mundial en turismo, podría haberse conformado con ello y no lo hace, Granada es un modelo de querer ser mejor», ha indicado. 

Además, Sánchez ha recordado que la ciudad de la Alhambra acogió en octubre un foro sobre la inteligencia artificial con el que, unido a las jornadas de hoy, «Granada se ha convertido en capital oficiosa de esta materia». Junto a esto, ha asegurado que el Gobierno trabaja «intensamente para que Granada sea un lugar clave para el desarrollo del acelerador de partículas», con lo que ha querido ratificar el apoyo desde Moncloa a la provincia.



Se el primero en comentar

Deja un comentario