Granada cierra el año con 83.000 parados, una cifra similar a la de 2008

La Encuesta de Población Activa asegura que la provincia tiene 17.200 desempleados menos que en el trimestre anterior

paro-oficina-de-empleo-carlosgil-3
Interior de una oficina del paro en Granada | Foto: GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2019, hechos públicos este martes 28 de enero, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 19,68%

De acuerdo con esas cifras, en la provincia hay 83.800 personas en situación de desempleo, lo que significa 17.200 menos que el trimestre anterior (101.000), y 11.700 menos que justo hace doce meses (95.500, cuando la tasa de paro fue de un 22,44%).

La tasa de empleo se sitúa en el 44,61%, con 342.000 ocupados, 13.100 más que hace tres meses (328.900) y 11.800 más que hace justo un año (330.200, cuando la tasa de empleo fue del 50,14%)

Los datos sitúan a Granada en una situación similar a la que se vivió en 2008, justo antes del inicio de la crisis, cuando hubo 344.000 personas trabajando.

Ante estos datos, el secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, ha opinado que a pesar del descenso del paro, que valora muy positivamente, se trata del típico descenso del último trimestre del año, y no oculta la consolidación de la precariedad en nuestra provincia. Y es que el descenso del paro esconde una elevada precariedad y parcialidad debido al tipo de empleos que se están creando en Granada: temporales y a tiempo parcial, la mayoría involuntarios, con remuneraciones más bajas, además de ponerse de manifiesto que se crea empleo pero que éste es sobre todo estacional. Y esta precariedad, recuerda, se extiende también a la protección por desempleo.

En este sentido, el ugetista considera que ya es hora que la clase trabajadora recupere lo perdido con los años de recortes, y se resitué a nuestra provincia en unas mejores condiciones para abordar el futuro. Esto pasa necesariamente, ha dicho Martín (UGT), por derogar las reformas laborales de 2010 y 2012, ya que el problema número uno de la economía granadina es el desempleo, seguido del empleo precario. Hay ya un nuevo Gobierno, con un programa de progreso positivo, que debe convertirse en un instrumento para eliminar los problemas de las personas, no sólo las desempleadas, sino también las que sufren una situación de precariedad laboral insoportable y una duración de los contratos cada día menor. También cree que se debe recuperar la Negociación Colectiva, con el fin de recuperar los salarios dignos, que permitan reactivar, la riqueza y el consumo.

Por ello, reclama al nuevo Ejecutivo que cumpla con lo acordado en su pacto de gobierno, como elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, derogar al menos la Reforma Laboral de 2012 y devolver los derechos laborales arrebatados, limitar la subcontratación, la modificación de las condiciones del contrato y la aplicación de los descuelgues salariales, revisar los contratos formativos, desarrollar el Estatuto del Becario, reforzar el principio de causalidad en la contratación temporal e incrementar las sanciones por uso fraudulento de estos contratos, fomentar el contrato fijo discontinuo, controlar la contratación a tiempo parcial y revisar las causas de despido y de aplicación de EREs, entre otras medidas.

Valoraciones

El máximo representante de UGT en Granada afirma que no podemos permitirnos el lujo de continuar perdiendo tiempo. Hay que actuar ya con la mayor de las contundencias para devolver los derechos sociolaborales pisoteados durante la crisis y que siguen sin ser devueltos a la clase trabajadora que continúa empobrecida.

Ricardo Flores, secretario general de CCOO Granada ha explicado que “estos datos se corresponden con los tres últimos meses del año, un trimestre tradicionalmente bueno para el empleo en la provincia de Granada, debido a las campañas de la aceituna en la Agricultura y navideña en el sector Servicios”. El empleo que se crea es por el impulso de estas campañas, por lo que nos tememos que no se convierta en contratación estable, sino que continúe siendo precario y temporal. Más allá de la estacionalidad, la creación de puestos de trabajo no logra acelerarse y seguimos estando por debajo de la media andaluza.

El secretario de Política Institucional y Parlamentaria del PSOE de Granada, Alejandro Zubeldia,  ha asegurado que el Gobierno de España “está sentando las bases para continuar la senda positiva a nivel laboral” y ha incidido en que hace una labor que “contrasta con la labor del Gobierno andaluz de las derechas que, en lugar de ayudar y facilitar el crecimiento del mercado laboral, pone todo tipo de trabas e inconvenientes”.

La diputada y coordinadora provincial de Izquierda Unida, Mari Carmen Pérez, ha valorado positivamente los datos pero ha advertido que “queda mucho trabajo, pues los efectos de las últimas modificaciones del actual gobierno, como la subida del salario mínimo interprofesional, favorecerán el crecimiento de la creación empleo y, por tanto, la vida de muchos trabajadores y trabajadoras”. Con estos nuevos datos, “se evidencia que las mejoras salariales suponen una mejora en los niveles de empleo y, por ende, que se puede mejorar la dignidad y la vida de las personas sin destruir puestos de trabajo”, ha explicado Pérez.

“Se percibe una mejora del empleo en la provincia, gracias al aumento de contratación en el sector Comercio y Servicios, durante el periodo de Navidad, y en el sector agrícola, debido a las campañas del olivar y los cítricos, como ya se puso de manifiesto en los últimos datos del SEPE”, sostiene la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios, María Vera. “Pero la caída de la tasa de paro al cierre de 2019 ha resultado considerable, al ser la más baja de los últimos once años”, añade la representante de la patronal.

 

 

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario