El Granada asalta Eindhoven para anunciarse a Europa

La pizarra de Diego Martínez y la magia de Darwin Machís obraron la remontada ante el PSV en el estreno 'nazarí'

Jorge Molina Granada PSV.
Jorge Molina anotó el primer gol del Granada | Foto: Gabinete
Jero CameroJero Camero
0

En un Philips Stadium vacío de público los gritos de los jugadores resonaban por todo el estadio. Desde el momento en el que salieron del túnel de vestuario las voces de ánimo inundaron el terreno de juego. El Granada saltó al césped con la energía del equipo que quiere demostrar que no ha llegado a la fase grupos de la Europa League de casualidad.

En un inicio fulgurante, los hombres de Diego Martínez intentaron volcarse en el área del PSV. No había dado tiempo a cumplirse el primer minuto de juego y el cuadro ‘nazarí’ consiguió meter el miedo en el cuerpo a los neerlandeses. Hasta en dos ocasiones se estrelló el cuero en el cuerpo de jugadores locales cuando se dirigía entre los tres palos.

Más allá del torbellino de los minutos iniciales, pronto se vio sobre el césped a dos equipos que se tenían el máximo respeto. El esférico no terminaba de coger ritmo en las transiciones y solo puntuales errores en la salida de balón permitían ver a los porteros en acción. El goleador holandés Donyell Malen parecía que no tenía su día y los buenos pases de Götze quedaban sin resolución.

Pero mediada la primera mitad una lesión sacudió el plan de partido de Diego. Gonalons cayó mal tras un choque con Hendrix. El francés salió del campo acompañado por el cuerpo médico nazarí mientras que Montoro se afanaba en calentar todo lo rápido que podía para que el equipo estuviese en inferioridad numérica el menor tiempo posible.

Con la entrada del valenciano el Granada pasó a tener más claridad en ataque y Foulquier comenzó a doblar a Puertas por la banda. La jugada más clara llegó gracias a estos dos hombres. El francés puso un centro raso y Montoro remató, pero apareció Mvogo bien colocado y con muchos reflejos para evitar el primer tanto del partido. Acto seguido, Mauro Júnior avisó en la portería contraria con un chut con su pierna mala que se machó alto.

Todo el movimiento que no hubo durante el primer tramo del partido llegó en los cinco minutos finales de la primera mitad. Yangel Herrera abrió el marcador tras una falta botada por Montoro, pero el venezolano estaba en fuera de juego y el tanto no subió al marcador. En la siguiente jugada, Götze hizo gala de su calidad al rematar dentro del área un pase de cabeza de Dumfries.

Actitud, pizarra y magia

Aunque se suele decir que un gol en contra antes del descanso tiene un efecto negativo, el Granada no conoce lo que es eso. Las palabras de Diego en el descanso surtieron efecto en sus jugadores, que salieron con energías renovadas y con ganas de dar un golpe sobre la mesa. El igual que hizo en la primera mitad, los futbolistas ‘nazaríes’ buscaron el gol.

Y además de la eterna lucha del equipo, otro de los elementos que caracterizan a este equipo es el gran trabajo que tiene con la pizarra. Diego Martínez nunca deja nada al azar y su laboratorio de jugadas dio sus frutos cuando Montoro, Milla, Puertas y Molina combinaron en la jugada de estrategia para igualar el partido. El delantero de 38 años firmó el primer gol del Granada en la historia de la Europa League.

El PSV se quedó bloqueado tras el gol. La salida en el descanso de Götze dejó sin ideas a los holandeses para hacer circular el balón. El Granada se fue creciendo con el paso de los minutos y poco a poco los magos comenzaron a dejarse ver. Machís, que no había tenido demasiadas ocasiones, dio una cabalgada impresionante en la que se cruzó todo el campo. Cuando parecía que se le acababan las ideas, se paró en el pico del área para poner el balón con rosca en la escuadra de Mvogo.

En solo 90 minutos, el Granada dejó claras todas sus virtudes a los ojos europeos. Con los cambios, Diego consiguió mantener controlados los arreones que daba el PSV. Eteki y Soro dieron frescura a los hombres del centro del campo y un combativo Luis Suárez corrió por todos lados y estuvo cerca de hacer el tercero. No llegó esa diana, pero los tres puntos quedaron en el casillero del cuadro granadinista. Un inicio de Europa League soñado y que deja claro que este equipo sigue soñando por todo. Una victoria que, además, dejó al equipo como líder en solitario del grupo tras el empate entre el PAOK griego y el Omonia chirpiota.


Ficha técnica:

PSV: Mvogo; Dumfries, Baumgartl, Boscagli, Max; Sangaré, Hendrix; Götze (Viergever, 46′), Mauro Júnior (Madueke, 73′), Ihattaren; y Malen.

Granada: Rui Silva; Foulquier, Germán, Vallejo, Neva; Gonalons (Montoro, 35′), Yangel Herrera, Milla (Eteki, 81′); Puertas, Machís (Soro, 81′) y Jorge Molina (Luis Suárez, 69′).

Goles: 1-0 Götze (45′), 1-1 Jorge Molina (57′), 1-2 Machís (66′).

Tarjetas: El colegiado Felix Zwayer (Alemania) amonestó a Mauro Júnior por parte del PSV y a Jorge Molina, Milla, Montoro, Rui Silva y Luis Suárez.

Incidencias: Partido disputado de la primera jornada de la fase de grupos de Europa League en el Philips Stadium de Eindhoven sin presencia de aficionados en las gradas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario