Granada al Pedal lleva este domingo las bicis a la calle para protestar contra la contaminación

Los organizadores invitan a que quienes se apunten a la marcha acudan a Puerta Real con una mascarilla en la boca

XXII Marcha en Bici
Cartel anunciador de la XXII Marcha en bici convocada por Granada al Pedal | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Granada al Pedal cumple este año su vigésimo segunda edición y coincide con la Semana Europea de la Movilidad. El domingo, a las 12,30 del mediodía, los participantes en esta marcha (reivindicativa, no competitiva) se citarán en Puerta Real con mascarillas en la boca y aunados bajo un lema: «La contaminación atmosférica nos mata».

La contaminación nos mata y que más nos mata en Granada, aseguran desde la organización Granada al Pedal, que recalcan que no es sólo una opinión sino algo que recientemente corroboró el estudio epidemiológico de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y la Universidad de Fudan (China). A nivel nacional, fue entidad colaboradora del macro estudio mundial el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Diagnóstico y Estudios del Agua (Idaea).

«Diez años lleva incumpliendo España los niveles de calidad del aire. Se sigue priorizando el coche y se puede hablar solo de leves restricciones. Granada no es una excepción, al contrario. Se sitúa en los lugares de cabeza por contaminación atmosférica», comentan al respecto.

Granada al Pedal recuerda que antes de que se hablara de Semana Europea de Movilidad «nosotros ya salíamos con las bicis a movilizarnos por la movilidad sostenible. El peatón, la bicicleta, el transporte público sigue siendo el mismo objetivo de entonces”, dice concretamente su coordinador, Jesús García, que rememora que, en 1996 «reivindicábamos un metro ligero sostenible para conectar el área metropolitana entre las distintas localidades y con la ciudad. ‘Vía libre al tranvía’ era uno de nuestros lemas más recurrentes,” agrega.

García lamenta que, 23 años después, ese «mecanismo de transformación urbana» no ha llegado. «Se ha perdido la oportunidad, por tanto, de imitar las emisiones debidas a la circulación de vehículos motorizados»

Granada ha esperado el Metro algunas decenas de años «mientras se han llenado nuestras calles de aire sucio y apenas se ha promocionado la alternativa de pedalear, andar o conectar bien con autobuses limpios ¿Dónde está el Plan Andaluz de la Bicicleta? Nuestros barrios están contaminados y el Albaicín va incorporarse, un poco más, al humo y la congestión que campan por Zaidín, Chana, Norte y Centro”, se quejan desde Granada al Pedal, la asociación decana de defensa de la movilidad ecológica en nuestra ciudad.

Los organizadores dan un motivo para ir con mascarilla: «No nos queda más que taparnos la boca y la nariz. La emergencia climática está servida. Se trata de algo imprescindible para llegar a la capitalidad cultural, además, invertir en movilidad sostenible es más barato que las grandes infraestructuras que sangran los presupuestos y no sirven para nada. Granada está parada o peor sin rumbo. La política de grupos no acaba de reconocer la situación de emergencia que requeriría un pacto en la Plaza del Carmen sobre las premisas de la Unión Europea y el Ministerio de Transición Ecológica, no acordando que no pasa nada.”

Granada al Pedal concluye su invitación a participar en la marcha con una pregunta: «¿Pasaremos un años más, otra Semana Europea de la Movilidad, sin medidas concretas ni avances reales, respirando cada vez peor?», a lo que añade que la preocupación en la ciudadanía aumenta «porque las instituciones científicas y las universidades han descubierto la palabra clave: Salud. Ni siquiera pequeños parches verdes, islas peatonales o una docena de carriles para los buses y las bicis son ya suficientes. Las actuaciones tienen que ser globales y los saben. Implican cambios productivos, hábitos de consumo, generación de energía renovable y un cambio en forma de ordenar el territorio», finaliza.



Se el primero en comentar

Deja un comentario