Granada afronta un 2020 con buenas perspectivas

La ampliación del Metro, la conexión con AVE a Sevilla o la puesta en marcha de la segunda circunvalación, objetivos de un año en que la provincia mirará de nuevo al acelerador de partículas

Metro de Granada
El metro se ha revelado como una infraestructura imprescindible, de ahí el interés por ampliar su ámbito de influencia cuanto antes | Foto: GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
2

Llega un año nuevecito y lo suyo es afrontarlo con ilusión, porque ya se sabe que no se pierde nada siendo optimista. Nace con buenas perspectivas en materia de infraestructuras, ya que es posible que sirva para que Granada y Sevilla también se unan por tren de alta velocidad, para que finalice la segunda circunvalación de la capital y para que la idea de ampliar el Metro y llevarlo a otras poblaciones del Área Metropolitana pase de los planes a los planos, y de ahí a las obras.

Habrá que ir por partes. Desde que el Metro se puso en marcha en Granada, cosa que ocurrió en septiembre de 2017, ha tenido unos resultados excelentes. Se ha revelado como un medio de transporte eficiente, rápido, limpio y que tiene paradas situadas en lugares estratégicos (recinto ferial, estadio Nuevo Los Cármenes, PTS, estaciones de tren y de autobús...) que lo ha hecho aún más atractivo.

Tan bien han ido las cosas que la Junta de Andalucía, que gestiona la infraestructura, ha decidido ampliarla. Como se sabe, el Metro no sólo circula por Granada sino que también conecta la capital con Armilla, Maracena y Albolote. El objetivo, ahora, es que se extienda a otros puntos del Área Metropolitana porque se ha constatado que está sirviendo para unir y para acercar. Si eso, además, elimina tráfico rodado, mejor que mejor porque reducir la contaminación es algo que debe ser planteado no como ambición sino como obligación.

La Consejería de Fomento, al frente de la cual está la granadina Marifrán Carazo, ya ha anunciado por dónde irán los tiros. El Metro crecerá en principio hacia Las Gabias y Churriana de la Vega y dispondrá también de un ramal para llegar hasta Alhendín. Esa iniciativa se complementará con autobuses-lanzadera que conectarán cada quince minutos las puntas de la línea que ahora está en  marcha (es decir, Armilla por un lado y Albolote por el otro) con localidades cercanas, como Ogíjares.

Teniendo en cuenta que estas obras no pueden comenzar hasta que no se hace un procedimiento previo obligatorio y a menudo largo (estudio de impacto ambiental, licitación, adjudicación inicial, adjudicación definitiva…) está claro que el Metro no va a llegar a esas poblaciones a lo largo de este 2020, pero sin duda es un avance. Como lo sería que, en este año que entra, se estudiaran otras reivindicaciones, como hacer una nueva línea que pase por el centro de Granada o prolongarlo hasta el aeropuerto.

Obras de la segunda circunvalación de Granada, en imagen de archivo | Foto: GD

En cuanto a la segunda circunvalación, se trata de una obra que promueve el Ministerio de Fomento y que, como todas las que se han hecho en las dos últimas décadas en la provincia (puestos a remontarse, cabe citar la A-44, la finalización de la Autovía del Mediterráneo o por supuesto el AVE), ha sufrido retrasos. Se ha hecho por fases y, según fuentes del Gobierno, ahora mismo las obras están al 90%, lo que permite pensar que a lo largo del año entrarán en funcionamiento los ramales que aún no lo están: Albolote-Santa Fe, Santa Fe-Las Gabias y Las Gabias-Otura.

La alta velocidad también prevé dar buenas noticias, ya que está previsto que, de manera gradual, empiecen las conexiones con trenes Avant (los que cubren las rutas de media distancia) entre Granada y Sevilla, Granada y Córdoba y Granada y Málaga. Según los cálculos, por ese orden cronológico. A finales de junio se espera que las cuatro capitales estén más cerca por línea férrea. Sigue pendiente, por lo demás, soterrar el AVE a su entrada a Granada por La Chana y trabajar en la variante de Loja. Las dos cosas van para largo.

¿Se pueden esperar más infraestructuras a corto plazo? Pues, a juzgar por los planes que presentó el gobierno de coalición PP-Ciudadanos cuando se hizo cargo de la Junta, Granada debe confiar para esta legislatura autonómica que haya avances (que no puesta en marcha, sería ir demasiado rápido) en obras como la Ronda Este, también llamada Cierre del Anillo, que a buen seguro, conociendo cómo funcionan las cosas en esta provincia, si avanza lo hará con reticencias debido a que el trazado propuesto discurre por lugares delicados, por su proximidad a la zona de influencia del conjunto monumental de la Alhambra.

Alhambra y Albaicín

Una Alhambra a la que, por cierto, se podrá seguir accediendo pero a cambio de una entrada más cara. Es lo que aprobó el Patronato con idea de que el dinero que se recaude con esta incremento repercuta en el barrio del Albaicín. Declarado, al igual que la fortaleza, Patrimonio Mundial de la Unesco. Su protección es algo largamente demandado, una petición a voces. Más discutible es que se pida tanto el acceso mecanizado al monumento nazarí, algo en lo que parecían estar de acuerdo los dos socios de gobierno en el Ayuntamiento de Granada (Ciudadanos y PP, al igual que en la Junta) pero del que apenas se ha vuelto a hablar desde las elecciones. De la ampliación de la superficie esquiable de Sierra Nevada sí. A muchos le parece una utopía.

Granada seguirá viviendo del turismo, naturalmente. Pero hay un dicho que conocen los economistas: nunca pongas todos los huevos en la misma cesta. Porque si ésta se rompe, te quedas sin nada. Es una necesidad apostar por otras cosas, entre ellas las nuevas tecnologías. Granada (en concreto unas instalaciones en Escúzar) aspira a albergar el acelerador de partículas, lo que daría un impulso importante a la ciudad y a la provincia en esta materia. Las instituciones y la Universidad han apostado claramente por un proyecto que, no obstante, tiene competidores. Este 2020 debe ser decisivo.

En el saco de los buenos propósitos debe meterse, por supuesto, la lucha contra la polución. Granada es la tercera capital española más contaminada, tras Madrid y Barcelona, y urge acometer medidas para quitar a la capital de esta terrible lista. El Ayuntamiento ha empezado a aportar su granito de arena con la puesta en marcha de autobuses eléctricos y con la aprobación, en el último pleno, de una iniciativa presentada por el grupo municipal de Podemos-IU que prevé crear una especie de ‘autovía verde’ que rodee la capital y se prolongue a núcleos cercanos. La primera fase de esta actuación, entre Cenes y Camino de Ronda, ya tiene presupuesto para 2020. En la recámara quedan medidas (anunciadas pero todavía no llevadas a la práctica) como la limitación de vehículos a ciertas horas por el centro. La peatonalización de zonas especialmente sensibles, sin embargo, no se contempla por ahora.

Todo esto y mucho más puede deparar el año que llega a los granadinos. Si los pronósticos se cumplen, si las cosas salen mejor o peor de lo esperado, será algo que quienes viven aquí deberán ir comprobando conforme las hojas del calendario vayan pasando.

 

 

 





Comentarios

2 comentarios en “Granada afronta un 2020 con buenas perspectivas

  1. Avatar

    Luis Miguel Uribe Sánchez

    Y la calle Palencia ¿ pa cuando ?

  2. Avatar

    Luis Miguel Uribe Sánchez

    Y los 2 árboles que quitaron por estar SECOS ( muertos )después de 2 años ¿ cuando los plantarán ? al igual que el que se quitó de la puerta de MAGDONALS ( al lado de La Cueva ) zona Palacio de deportes que dejaron el GRAN HUECO y es un verdadero peligro ( sobre todo de noche ) para los viandantes y como se caiga una persona a pagar el seguro……..
    Las compañías de seguros tendrían que ver estos atropellos también y se evitarían de pagar sumas importantes por la DEJADEZ de los que SE SUPONEN que nos gobiernan- También a los reporteros gráficos de los diarios de esta capital para que vigilen estas y…….MUCHAS MAS cosas y denuncien con sus fotos tantos y tantos desperfectos y el dinero que lo empleen en arreglar y menos luces navideñas y otras obras grandes.

Deja un comentario