El Gobierno aprueba medidas para “apoyar y defender” la cultura con ayudas por 76 millones de euros

Este paquete incluye la protección al desempleo de los trabajadores,"una vieja demanda" que se ha visto "agravada en el contexto del coronavirus"

Espectáculo Lorca y Pasión Dani B
Espectáculo cultural sobre 'Lorca y Pasión' | Foto de archivo: Daniel Bayona
Europa PressEuropa Press
0

El Gobierno ha dado luz verde este martes 5 de mayo a un Real Decreto-ley destinado a “apoyar y defender” al sector cultural ante la pandemia por la Covid-19, según ha anunciado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado que se trata de un “decreto muy pensado que es justo” y que “tiene todas las dimensiones que debe tener para proteger a un sector fundamental” del país, “no solo desde punto de vista industrial, sino desde los valores y el significado que tiene en el estado social y de derecho”.

Este Real Decreto-ley contempla alrededor de 76 millones de euros en ayudas para el sector cultural y la financiación de las empresas culturales, así como medidas fiscales, el acceso extraordinario a la prestación por desempleo, cambios en los requisitos para las películas que optan a ayudas, que podrán estrenarse en plataformas, o el incremento del porcentaje de derechos de autor para la acción asistencial, entre otros aspectos.

En concreto, tal y como ha señalado el ministro, este Real Decreto-ley está formado por siete grandes bloques, que incluye en primer lugar una dotación de 20 millones de euros a la Sociedad de Garantía Recíproca CREA SGR, que permitirá avalar hasta 780 millones de euros para todos los sectores.

Asimismo, Rodríguez Uribes ha destacado que este paquete de medidas incluye la protección al desempleo de los trabajadores, que se trata de “una vieja demanda” que se ha visto “agravada en el contexto del coronavirus”. En este sentido, ha señalado que el Ministerio de Trabajo ha colaborado para “resolver” las situaciones de trabajadores de la cultura que se encuentran en situación de “intermitencia”.

Tal y como detalla el Ministerio de Cultura y Deporte en un comunicado, los artistas podrán acceder de manera extraordinaria a la prestación de desempleo por un periodo de hasta 180 días, según el periodo de ocupación cotizada en el año anterior, reconociendo así la intermitencia laboral y la especial vulnerabilidad de los trabajadores del sector cultural. Esta medida afecta al 45 por ciento de los contratos de trabajo del sector artístico, que son por obra o servicio, es decir, de carácter intermitente.

FLEXIBILIDAD EN TIEMPOS Y PLAZOS

También, la norma aprobada por el Gobierno incluye el apoyo del “tejido empresarial y asociativo”, con el fin de “paliar” los efectos del coronavirus en un setor “especialmente dañado, que dependedel público”, al tiempo que aborda el “horizonte de la desescalada” con ayudas que permitan avanzar en las “distintas fases”. Además, Rodríguez Uribes ha avanzado que este Real Decreto-ley incluye “elementos de flexibilidad en ayudas, tiempos y plazos”, como es el caso de los estrenos comerciales de cine, que podrán tener su estreno en plataformas, o “anticipos”, para evitar que se cancelen los eventos culturales.

En concreto, se recoge la excepción temporal hasta el 31 de agosto de 2020, para que las películas que se vean con problemas para estrenar en salas cuando lo tenían previsto, puedan hacerlo a través de proveedores de servicios de comunicación audiovisual o plataformas, sin que ello afecte a su condición de película cinematográfica y, por tanto, puedan acceder a las ayudas.

También en el sector del audiovisial, y con el fin de generar liquidez en las productoras que han recibido ayudas, se les adelantará el 50 por ciento del pago de parte de la ayuda otorgada antes de que inicien el rodaje y se permitirá que entre los gastos subvencionables se incluyan aquellos directamente vinculados con el impacto de la crisis. Además, se flexibilizan los plazos y las obligaciones a las películas beneficiarias de ayudas generales y selectivas, tanto para la producción de largometrajes como de cortometrajes sobre proyecto, concedidas entre los años 2016 a 2019.

Por otro lado, tal y como destaca Cultura, en materia de subvenciones y ayudas públicas para actividades y proyectos culturales, se posibilita el abono de los gastos subvencionables realizados, cuando los proyectos o actividades no hayan podido llevarse a cabo, total o parcialmente, a causa de la COVID19. A su vez, los profesionales del sector artístico van a poder percibir anticipos e indemnizaciones en caso de aplazamiento o cancelación de las actuaciones contratadas con el sector público, siempre que los contratos no excedan de los 50.000 euros.

Por otro lado, estas medidas también contemplan “incentivos fiscales muy meditados y pensados, y oportunos para este momento”, en áreas como las producciones y rodajes de cine y audiovisual que, según ha destacado, se suman a la bajada del IVA del libro electrónico del 21 al cuatro por ciento aprobada hace unas semanas. En concreto, se incrementan los incentivos fiscales a la producción cinematográfica y audiovisual de series de ficción, animación o documental, así como a los rodajes extranjeros. Se podrá deducir el 30 por ciento del primer millón de euros la base de deducción y el 25 por ciento del importe restante.

Además, también en el sector cinematográfico, se ha creado un Fondo Social Extraordinario derivado de la crisis del coronavirus COVID-19, por importe de 13.252.000 euros, para apoyar a la exhibición cinematográfica en las salas de cine.

Otros aspectos que recoge este Real Decreto-ley es la dotación de cuatro millones de euros en ayudas destinadas a las librerías independientes o ayudas por un millón de euros dirigidas a la promoción del arte contemporáneo, y en concreto para el desarrollo de proyectos de innovación digital que fomenten la difusión de las artes visuales; así como 38,2 millones de euros para al sector de las artes escénicas.

IMPULSO AL MECENAZGO

En el ámbito del mecenazgo, “otra de las demandas históricas de los sectores culturales”, este decreto introduce un cinco por ciento de aumento de dedución de los porcentajes por mecenazgo. “En este contexto es fundamental para favorecer la solidaridad privada, de las grandes fortunas y no tan grandes, en el ámbito cultural”, ha señalado el ministro, que afirma que esta deducción se produce en todos los sectores del ámbito del mecenazgo. De esta forma, se podrá deducir el 80 por ciento de los 150 primeros euros invertidos en un proyecto, y el 35 por ciento de la cantidad restante, porcentaje de deducción que se eleva al 40 por ciento si en los dos ejercicios anteriores se hubieran efectuado donaciones.

Según ha explicado Rodríguez Uribes, esta norma responde a “tres grandes principios”, que pasan por la idea de que “nadie se quede atrás en esta crisis”; o por el análisis del alcance que tienen para la cultura las medidas que se han tomado hasta ahora que, en el caso de los ERTE, han funcionado en el ámbito del libro, o que las ayudas han llegado a “buena parte del sector cultural”, aunque “no a todo”, según ha precisado, o cómo la “especificidad” del sector no ha permitido que las ayudas lleguen a todos. Además, ha hecho referencia al singificado de “ética pública” que hay que “defender”.

Por último, ha señalado que se reconcen otras cuestiones y se reconocen como acontecimientos de interés público: el Plan Berlanga, puesto en marcha con ocasión del centenario del nacimiento del cineasta; la salida de la vuelta al Mundo a Vela en Alicante; y la participación de España como País Invitado de Honor en la Feria del Libro de Fráncfort en 2021, o el Xacobeo 2021.





Se el primero en comentar

Deja un comentario