Fundación Purísima Concepción refuerza apuesta por la inclusión en décimo aniversario de su centro de empleo

Más de 200 personas han tenido su primera oportunidad laboral en este centro, un trampolín para continuar su trayectoria en otras empresas

Granada.- Fundación Purísima Concepción refuerza apuesta por la inclusión en décimo aniversario de su centro de empleo
Celebración del décimo aniversario del centro especial de empleo Purísima Concepción | Foto: Fundación Purísima Concepción
Europa Press
0

El centro especial de empleo Purísima Concepción, dependiente de Hermanas Hospitalarias en Granada, ha cumplido diez años siendo un referente en la creación de empleo para personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, una década en que más de 200 personas han tenido un contrato en este espacio.

Precisamente, generar empleo entre estos grupos sociales es el objetivo con el que se creó, siendo una pieza más del itinerario que ofrece esta fundación en los diferentes ámbitos en la atención a personas con discapacidad, según ha informado esta organización religiosa con motivo de una visita de la delegada territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta en Granada, Virginia Fernández, para conmemorar el aniversario.

“No podía faltar a esta cita en la que celebramos 10 años de un gran trabajo por parte del Centro Especial de Empleo de La Purísima, del que vosotros, los trabajadores, sois el alma y los únicos responsables de que se haya convertido en una empresa real, que se mantiene a flote pese a los envites económicos, como el último que habéis tenido que soportar debido a la pandemia”, ha indicado Fernández en esta nota remitida por la Junta.

La delegada manifestaba así cuál es el fin de estos centros en tanto “todos tenemos los mismos derechos, entre ellos a tener una vida plena y digna, en la que el desarrollo profesional y la independencia económica desempeñan un papel fundamental para su logro”.

La entidad celebra este aniversario con 44 empleados dedicándose a jardinería, lavandería, recepción, limpieza, o lavado de vehículos. Según ha explicado el coordinador del centro, José Alcántara, “la pandemia ha sido como un terremoto. En pocos días perdimos el 40 por ciento de nuestra actividad y tuvimos que reinventarnos para que los compañeros de los sectores afectados pudieran seguir trabajando. Debíamos cuidar la salud de la empresa para cuando volviese a brotar la actividad, como así está ocurriendo poco a poco. A día de hoy aún no hemos recuperado nuestro nivel de actividad pre Covid, pero estoy seguro de que juntos lo vamos a lograr antes de que el año finalice”.

Antonio Linares, gerente de la fundación, ha valorado el esfuerzo de los trabajadores. “Aún en las peores circunstancias vividas con la pandemia, nos han demostrado la responsabilidad y las ganas de mejorar, ellos siempre suman”. Asimismo, ha agradecido “el respaldo y la colaboración de los clientes que han mantenido los servicios en esta etapa tan dura para todos, por su compromiso con dar oportunidades laborales a estas personas”.

De la totalidad de la plantilla, 40 personas presentan algún tipo de discapacidad, algo que no impide desarrollar sus tareas a la perfección. El mayor porcentaje recae en la discapacidad intelectual, aunque el centro no excluye otras. De hecho la plantilla se ha formado en Lengua de Signos Española para integrar a los compañeros con discapacidad auditiva.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario