Los funcionarios del Ayuntamiento de Granada avisan de que no realizarán funciones que correspondan a los políticos

No entran a valorar la situación política actual, pero alertan de "posibles retrasos" en las gestiones administrativas de los ciudadanos

Sindicato Policía Local Bomberos Granada
Los representantes sindicales departen en la Plaza del Carmen | Foto: P. Vázquez
Patricia Vázquez
0

Los representantes de la coalición de Unión Sindical de Policía Local y Bomberos de España y del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Granada (Sitag) han ofrecido una rueda de prensa este viernes para analizar la situación de inestabilidad en la que se encuentra el Consistorio. En la misma, los portavoces de estos sindicatos han dicho que no entran a valorar la situación política actual, pero alertan de “posibles retrasos” en las gestiones administrativas de los ciudadanos.

Así mismo, han querido dejar claro que se niegan a realizar funciones que, según han afirmado, “por ley les corresponde a los políticos”, haciendo referencia a lo que aludió el alcalde Luis Salvador de que se iba a apoyar en los próximos días en los funcionarios para que el Gobierno municipal pueda salir adelante.

“Queremos enviar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, porque los trámites diarios que puedan necesitar, tales como la solicitud de un alta en el padrón de habitantes o el pago de cualquier tasa, por ejemplo, están totalmente garantizados. Sin embargo, si que se pueden producir retrasos en otros trámites como los permisos de circulación de vehículos particulares que necesiten acceder a alguna iglesia para una boda, por ejemplo, u otras licencias que requieran de la firma de los concejales, ya que se ha pasado de once a dos ediles, así que es fácil imaginarse el retraso que va a producirse”, ha advertido Pablo García de Movellán, presidente de Sitag.

El sindicalista también ha querido remarcar que, “en defensa de la imparcialidad” que debe guiar la actuación de la plantilla municipal, “vamos a estar vigilantes para que ningún funcionario público se le intente atribuir funciones que correspondan a los políticos”.

A este respecto, García de Movellán se ha referido de la siguiente manera: “Ningún funcionario público puede ni debe adoptar decisiones en la vida municipal que corresponden por ley a los políticos. Por lo que rechazamos con total rotundidad que la plantilla del Ayuntamiento de Granada vaya a suplir de forma alguna la figura de los concejales. Solo estos, al frente de cada área son los legitimados para adoptar las decisiones políticas que rigen la vida diaria de cualquier ayuntamiento”.

Además, también ha anunciado que no se va a paralizar la actividad sindical ni las convocatorias de paros parciales previstas -la próxima para el lunes 21 de junio-, porque “la situación de caos político actual no es culpa de la plantilla” y ha hecho hincapié en que hay 250 familias cuyos puestos de trabajo están en fraude de ley por abuso de la temporalidad -a algunos trabajadores se les están haciendo contratos temporales desde hace 20 años-.

“Pedimos a todos los grupos políticos que se sienten, negocien y lleguen a un acuerdo que devuelva un gobierno municipal a la ciudad, puesto que la existencia de un gobierno es requisito imprescindible para el buen funcionamiento de los servicios públicos”, ha señalado.

Por su parte, Francisco Miguel Fernández, secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Local de Granada (SIPLG), también ha alabado el trabajo de los funcionarios del Ayuntamiento de Granada, que “sabemos hacer nuestro trabajo con el objetivo de ayudar al ciudadano y resolverle los problemas cuando estén al alcance de nuestra mano”. Sin embargo, también se han sumado a la negativa de que “se nos encomienden ningún cometido de los estrictamente permitidos por ley y cuya responsabilidad deben asumir los dirigentes políticos”.

“Les solicitamos a todos nuestros políticos, sin excepción, responsabilidad y sentido común para ofrecer a la ciudad un gobierno de calidad y no bajo mínimos. Nos están defraudando con esta guerra de sillones“, ha reiterado el representante de la Policía Local, quien ha aprovechado para reclamar públicamente el pago de la deuda acumulada durante varios años en servicios extraordinarios debido a la falta de personal “y que aún está pendiente de abonar por parte del equipo de gobierno”.

En este mismo sentido se ha expresado Ernesto Moreno, secretario general del Sindicato Andaluz de Bomberos de Granada, con los que el Ayuntamiento de Granada también mantiene una deuda para cuyo pago necesitan una transferencia de crédito que sólo se puede ejecutar mediante la aprobación del Pleno o de la Junta de Gobierno Local, algo que con la situación actual “se ha quedado en el aire”, lamenta.

“Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para que esta situación no afecte a nivel operativo ni en el día a día en nuestro trabajo como servicios esenciales, pero sí que le pedimos a todos nuestros políticos que no hagan dejadez de sus funciones y que se pongan de acuerdo cuanto antes para dar una solución al desgobierno de nuestra ciudad”, ha concluido Moreno.







Se el primero en comentar

Deja un comentario