Familias del alumnado de Granada reivindican este jueves una bajada de la ratio para una vuelta al cole segura

La Federación de AMPA de Granada insta a dotar de “financiación suficiente” a la escuela pública para superar los desafíos del próximo curso

clase niños colegio
Alumnos en un colegio | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

Familias del alumnado granadino se movilizarán este jueves para denunciar la pérdida de unidades con la que arrancará el próximo curso y exigir una bajada de la ratio que permita garantizar el derecho a la salud y la educación de los escolares manteniendo la distancia de seguridad en la vuelta al cole.

“Las aulas saturadas imposibilitan el cumplimiento de las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, lamenta la Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de Granada, FAMPA ALHAMBRA, que ha convocado una concentración a las 11 horas, frente a la delegación de Educación.

El movimiento de madres y padres, el de mayor representación de Granada y su provincia, insta a dotar de “financiación suficiente” a la escuela pública para superar los desafíos del próximo curso. “La Educación ya estaba infrafinanciada antes, y ahora se nota aún más. Un mínimo del 5% PIB debería destinarse a la escuela pública de calidad, igualitaria e inclusiva, que es la única que atiende al alumnado de toda nuestra provincia, incluido el medio rural”, subraya la presidenta de FAMPA Alhambra, Rosa Funes, quien se pregunta por la incongruencia de que se hable de “normalidad” en los centros educativos “cuando las autoridades sanitarias hablan de distancia física y no se quiere invertir en reducir las ratio”.

Según la Federación de AMPA de Granada, para que se produzca el proceso de enseñanza-aprendizaje presencial, interactuando entre iguales y con el profesorado en condiciones de funcionamiento seguro, es imprescindible disminuir la ratio.

Sin embargo, en lugar de reducir el número de estudiantes por clase para evitar el riesgo de posibles rebrotes por Covid-19, el curso 2020-21 se inicia con una pérdida de unidades en al menos doce centros de la escuela pública, una supresión de líneas “que vamos a seguir luchando por recuperar” y que ha afectado a colegios como los CEIP Tierno Galván (Granada), Gómez Moreno (Granada), José Hurtado (Granada); Miguel de Cervantes (Armilla), Virgen de la Antigua (Almuñecar), Gran Capitán (Íllora); o la escuela infantil Lucilo Carvajal (Albolote), entre otros, afirman las familias del alumnado.

El colectivo pide, además, “órdenes claras” por parte de la Consejería de Educación que permitan que todos los centros educativos funcionen de igual forma, en lugar de dejar a la autonomía de cada uno la gestión de esta crisis.

Fampa Alhambra reclama, por último, que se cuente con las familias como agentes activos, como hemos demostrado en este periodo de cierre de centros. “Queremos participar en el diseño de las medidas y no ser meras espectadoras”, exigen las AMPA granadinas, que llaman a la comunidad educativa a movilizarse para conseguir esos objetivos.





Se el primero en comentar

Deja un comentario